NHTSA investigando el Jeep Wrangler 2018 y 2019: las quejas de la dirección de los propietarios

0
574

La NHTSA, llevan a la agencia a investigar a unos 270,000 Wranglers, por una dirección tambaleante y una calidad de soldadura de cuadro. Los SUV Jeep Wrangler JL de último modelo, tienen defectos de soldadura en sus cuadros que podrían representar un riesgo de seguridad, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras. Hasta ahora, no se han reportado accidentes.

En respuesta al propietario de un JL Wrangler que se quejó ante la agencia el año pasado, NHTSA abrió una investigación para determinar si las soldaduras de marco “comprometen la integridad estructural” modelo 2018 y 2019. En cuestión, según NHTSA, son soldaduras con agujeros, con penetración inadecuada y salpicaduras, se puede encontrar una variedad de ubicaciones en el ensamblaje del marco.

Fiat Chrysler había retirado del mercado aproximadamente unos 18.055 modelos JL Wrangler de construcción, en septiembre de 2018, debido a un problema de soldadura, lo que provocó que los soportes que unían la barra de la pista delantera, un componente crítico que une el eje delantero, se separen y dificulten la dirección del vehículo. En relación con al retiro del mercado que involucró una soldadura desalineada.

La NHTSA indicó que solicitó a la FCA informes adicionales sobre los problemas de dirección, relacionados con vibraciones, bamboleo; juego suelto o bloqueo. Al menos 3566 propietarios se habrían quejado sobre dichos problemas en los modelos Wrangler 2018 y 2019, y otros 152 propietarios se han quejado por problemas de soldadura. NHTSA está investigando si existe una relación entre los supuestos problemas de dirección y las soldaduras.

 

FCA le dijo a Car and Driver que está informando a los propietarios de JL Wrangler que reemplazará los amortiguadores de dirección, de manera gratuita, si experimentan algún problema de dirección. La acción no está relacionada con el retiro del soporte de la barra de seguimiento de 2018, un problema que desde entonces se ha corregido en la producción, tampoco está relacionado con el retiro del eje de transmisión Gladiator. No se han reportado accidentes, ni mucho menos lesiones.

Según la investigación de NHTSA, FCA no tiene que retirar ningún vehículo, a menos que la agencia afirme que, efectivamente existe un problema de seguridad. Como antes se mencionó, los propietarios que experimenten dichos problemas, o problemas con cualquier vehículo que no se conozca, deben informarlos a la NHTSA.

Fuente: caranddriver

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here