Hyundai invertirá 31.500 millones de euros para los autos del futuro

0
361

El nuevo impulso de Hyundai a la conducción autónoma.

Tras anunciar la creación de una joint venture junto a Aptiv para el desarrollo de esta tecnología, el fabricante coreano invertirá 34.650 millones de dólares en conducción robotizada, coches conectados y eléctricos hasta 2025.

La marca con sede en Seúl ha potenciado especialmente durante años los vehículos de pila de combustible (alimentados con hidrógeno), dando como fruto primero el Hyundai ix35 Fuel Cell y luego el Hyundai Nexo que lo reemplazó, y que está demostrando ser de lo más seguro.

Pero desde hace aproximadamente un año, la marca coreana ha redoblado sus esfuerzos en el desarrollo de la conducción robotizada, la otra gran carrera de fondo en el sector del automóvil aparte de la electrificación.

Para ello, Hyundai ha rubricado diferentes acuerdos de colaboración con empresas como la californiana Aurora Innovation, el Google ruso y Yandex, a través de su división de repuestos Hyundai Mobis; o la mencionada y flamante alianza con Aptiv, cuarta compañía en la carrera por la conducción autónoma, según los analistas de Navigant Research.

En suma, se trata de una amalgama de acuerdos previos a la nueva inversión que instan a pensar en un futuro halagüeño, ante los buenos resultados cosechados, hasta ahora en las pruebas realizadas por las diferentes firmas.

Aptiv opera actualmente más de 100 vehículos autónomos, y asegura que su flota de robotaxis ha efectuado más de 70.000 viajes con clientes, y ha mantenido una calificación de 4,95 sobre cinco.

Por su parte, Yandex empezó a probar en agosto de 2018 un servicio de transporte sin conductor gratuito en las ciudades de Skolkovo e Innopolis. Actualmente la flota se compone de 90 unidades, pero la entidad prevé rebasar las 100 antes de que acabe el año.

De igual forma, Aurora Innovation cuenta con un sistema de conducción pilotada llamado Aurora Driver, que integra todo tipo de sensores, como lidar, radar o cámaras, además del cerebro electrónico que interpreta toda esta información, para afrontar y sortear los imprevistos de la circulación.

Como resultado de tales avances en la materia, Hyundai prevé tener vehículos con un nivel 4 de autonomía, una alta automatización que prescinda ya de la intervención del conductor, listos para ser lanzados al mercado en 2021. Además, para el mismo año Hyundai también planea un programa piloto de robo-taxis autónomos en ciudades inteligentes.

Un plan ambicioso que ha captado la atención del Gobierno de Corea del Sur, que valoró positivamente la inversión de 31.500 millones de euros que realizará Hyundai, y anunció que apoyará la causa destinando otros 1.700 millones, para el desarrollo de esta tecnología entre los años 2021 y 2027.

El objetivo Corea del Sur, es que la mitad de los coches nuevos a partir de 2030 prescindan de la figura del conductor, según explicó el presidente Moon Jae-in, los coches autónomos es un mercado de oro, para revitalizar la economía y crear nuevos empleos. Y es que el ejecutivo asiático prevé modificar el marco regulatorio próximamente, a fin de dar cabida a los automóviles de estas características.

De hecho, el gobierno espera que Hyundai lance coches con conducción autónoma de nivel 4, o totalmente autónomos, para clientes de flotas en 2024 y para el público en general en 2027, según explicó una fuente del Ministerio de Industria a la mencionada agencia de noticias.

Esa ambiciosa meta deja por detrás al fabricante alemán Volkswagen, quien anunció que invertiría 34 mil millones en un plan similar que involucra la producción de 30 modelos eléctricos para el 2025.

La inversión de Hyundai, por otra parte, incluye la fabricación de 26 modelos EVs nuevos en los siguientes cinco años, y avances vanguardistas en tecnología autónoma, la cual la compañía quiere dominar a la perfección, para convertirse en el primer fabricante del mundo en comercializarla.

Queda por ver si Hyundai logra cumplir con las expectativas de Corea del Sur, en un ámbito en el que un gran número de fabricantes se encuentran inmersos por erigirse en el referente. Por citar algunos ejemplos, Toyota y Renault están realizando pruebas en Europa, mientras que Volvo y Uber, ya tienen el primer coche de producción listo para la conducción autónoma.

Fuente:

motorpasion

laopinion

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here