Consejos que debes evitar cuando lavas el vehículo

0
300

A la mínima que tienes un rato libre te escapas para lavar el auto. Eres obsesivo y quieres ver el carro siempre limpio

Te encanta presumir de él y prefieres limpiar el vehículo antes que ducharte a ti. Porque a esa máquina, a la que le das más cariño y que no sabes si no echa hojas o está muerto, la adoras. Por eso, hoy te contamos los errores más habituales al lavar el auto.

Aquellos vicios o actos que, por desconocimiento, no te habías percatado que hacen más mal que bien. En Gossip Vehículos traemos los mejores consejos, y es que a veces, aplicar el sentido común es el mejor de las estrategias y, tanto en el cuidado del vehículo como en cualquier aspecto de la vida, darle al coco te evitará problemas.

Esponjas o manoplas de fibras suaves

Seguro que has notado que, cuando te duchas, no todas las esponjas son iguales, de hecho, habrás visto en la sección de higiene de cualquier tienda que hay varios tiempos de ellas.

Al pasarte la esponja notas que raspa, acaricia o abrasa la piel. La carrocería de tu vehículo también lo siente, dependiendo con qué se haga.

Esponja abrasivas

Suelen ser las más baratas, aquellas que no sabes si es un trozo de colchón sobrante o una herramienta para lavar el vehículo. La disposición de las fibras de estas esponjas provoca pequeños arañazos que dañan la pintura y, que si se usa de forma constante, podrían considerarse casi tan perjudiciales como lavar tu carro con una lija.

Jabón específico para carrocerías

Para lavar tu vehículo, lo sometes a un baño, cuanta más espuma mejor. A veces pensamos si con una gota del mejor lavavajillas a mano se han limpiados dos billones de platos tras la paella en honor a la virgen en las fiestas del pueblo.

El lavavajillas se llama así por algo, igual que no te ducharías con él o a tu perro con detergente de lavadora, no debes lavar tu auto con cualquier producto, debes lavar el vehículo con jabón específico para carrocerías de autos.

El mismo cubo de agua y jabón 

Otro error común. Seguro que te habrás dado cuenta que, tras la primera pasada al carro, al sumergir la manopla de limpieza y aclararla, el agua deja de ser limpia, cada vez menos, hasta que parece que estás lavando el auto con agua sucia.

La porquería que quita la esponja, se suelta y deposita en el agua, si repites esta maniobra, lo único que estarás haciendo es remover la suciedad de un lado a otro del vehículo.

Secar con toallas específicas

Tras lavar el vehículo lo pones al natural o a secarlo al sol, así se evaporan las gotas. Otro error común, incluso en los lavaderos con agua que dicen haber sido tratada, el líquido elemento deja restos y quedan marcas

Los paños de cocina no son recomendables

Otro fallo que se suelen cometer, es utilizar un paño de cocina, toalla vieja o un trapo cualquiera para secar todo el vehículo. Además del uso de una toalla en condiciones, y no cualquier tela que ya ha dejado de tener uso en la cocina.

Aplica cera protectora

Por último y a modo de consejo final, no es un error pero sí una recomendación. El uso de ceras protectoras para el carro mejora tanto el aspecto como la vida de la carrocería y la pintura.

Una capa de cera protectora de vez en cuando, por ejemplo, cada cambio de estación, ayuda a que el efecto del sol, la suciedad, el agua y el polvo se deposite sobre la cera y no sobre la pintura, ayudando a que su limpieza y cuidado sea mucho más sencillo y eficaz.

Fuente:

autobild

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here