Te traemos estos consejos para conducir con viento de forma segura

0
315

El viento conlleva siempre una mayor peligrosidad en la carretera, sobre todo si sopla a ráfagas o es muy fuerte

La lluvia, la nieve y el hielo no son los únicos fenómenos meteorológicos que amenazan la seguridad de los conductores al volante. El viento, al tratarse de un factor impredecible, conlleva siempre una mayor peligrosidad en la carretera, sobre todo si sopla a ráfagas o es muy fuerte.

A continuación, indicaremos una serie de consejos para conducir con viento de forma totalmente segura. Por ello, invitamos a que continúes leyendo nuestro portal Gossip Vehículos para informarte al respecto.

Presta atención a la dirección del viento

Además de fijarnos en el paisaje y en el movimiento de los árboles para confirmar un día ventoso, existen ciertas sensaciones al volante que nos pueden dar pistas sobre la dirección en la que sopla el viento. De este modo, podremos reacción con más tiempo y acierto.

Si sentimos que al vehículo le cuesta mantener la velocidad significa que el aire sopla desde el frontal. El auto circula más ligero, lo que significa que la corriente sopla por detrás.

Disminuir la velocidad 

El principal problema de este fenómeno meteorológico, es que las fuertes ráfagas de viento pueden hacer que el vehículo se desvíe de su trayectoria. Por este motivo, la Dirección General de Tráfico recomienda reducir la velocidad, utilizar las marchas cortas y emplear un alto régimen de revoluciones en el motor.

Circular por el centro del carril 

Es aconsejable circular por el centro del carril puesto que, en caso de situarnos en uno de los dos extremos, una ráfaga de viento inesperada podría hacernos invadir el carril contrario o acabar en la cuneta. Debemos tener especial cuidado con las carreteras secundarias, porque al ser más estrechas dificultan la capacidad de reacción.

Cuidado con el efecto pantalla 

El “efecto pantalla” se produce cuando un vehículo está adelantando a otro más grande con fuertes corrientes de aire lateral, y de repente el viento cesa, haciendo que se pierda ligeramente el control de la dirección del carro.

En estos casos es recomendable agarrar con firmeza el volante, con tal de evitar movimientos bruscos, reducir ligeramente la velocidad y coloca las ruedas del auto apuntando hacia la dirección del viento, realizando giros de volante muy cortos para retomar la trayectoria correcta lo antes posible.

Mucha precaución con los túneles y puentes

Debemos tener en cuenta que al entrar en un paso subterráneo, la fuerza del viento que empuja al vehículo cesará. Sin embargo, al salir el aire regresará con una intensidad y una dirección distinta a la que había antes de acceder al túnel.

Por otro lado, al pasar por un puente, también es recomendable extremar la precaución, ya que estas construcciones suelen estar desprotegidas del viento.

Cuidado con los vehículos pesados que circulan

Los vehículos pesados como los camiones, las camionetas o los autobuses suponen un riesgo adicional a la hora de conducir con fuertes ráfagas de viento, ya que su gran peso hace que puedan perder el equilibrio fácilmente.

También debemos tener cuidado con los vehículos que estén acompañados de un remolque. En estos casos lo aconsejable es realizar un adelantamiento, separándonos al máximo de este tipo de vehículos.

Revisar la presión de los neumáticos

Es muy importante revisar siempre la presión de los neumáticos, y más cuando las condiciones meteorológicas son desfavorables.

Alerta a los posibles objetos que se encuentren en la carretera 

Debemos estar siempre alerta, puesto que en episodios de fuertes vientos es muy habitual ver rodar por la calzada bolsas de plástico u otros objetos. En carretera también debemos tener cuidado con los posibles desprendimientos.

Fuente:

neomotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here