Pequeña guía para recorrer en auto la costa oeste de Florida

0
373

Naples y Tampa, un enorme recorrido por las ciudades y sus hermosas playas

Playas de arena blanca y el hermoso color turquesa transparente del agua, clima equilibrado y una interesante diversidad de ciudades. Estamos en la costa oeste de la Florida, sudeste de Estados Unidos, donde a lo largo de 270 kilómetros se destacan cinco puntos importantes.

Lo ideal es parar en cada lugar, pasear, descansar y disfrutar de sus atractivos. Si el viajero es reticente a las estadías cortas, a armar, desarmar bolsos y valijas, entonces es recomendable elegir por lo menos dos ciudades lujosas, en donde hacer base y recorrer los demás destinos desde allí.

Naples

Luego de manejar durante algo más de dos horas en una absoluta línea recta, atravesando los pantanos de los Everglades, que puede ser una parada interesante para recorrer humedales en un aerodeslizador, y sorprenderse con la gran cantidad de cocodrilos.

Campos de golf, mansiones con jardines bien prolijos, calles decoradas con flores de todos colores y bares y restaurantes sofisticados se convierten en una alternativa interesante para complementar los días de playa.

Fort Myers

A 70 kilómetros de distancia y alrededor de 50 minutos, se llega fácilmente a Fort Myers, un destino de vacaciones muy visitado por los residentes de todo el estado de la Florida, en el que se destaca una gran oferta de actividades acuáticas, abundante vegetación y una riquísima diversidad de fauna.

El Boulevard McGregor cuenta con 24 kilómetros de palmeras, traídas desde Cuba por Thomas Edison, el famoso inventor de la lamparita, el fonógrafo y el proyector de películas. Aquí se encuentra su finca de invierno que compartía con Henry Ford, con quienes eran grandes amigos.

Sarasota

A 120 kilómetros el protagonismo es de Sarasota, a donde se arriba luego de conducir algo más de 1 hora y 20 minutos desde Fort Myers. Este destino es conocido y muy visitado por el Cayo Siesta, un pueblito de bungalows coloridos, negocios coquetos y grandes restaurantes, donde se encuentra la playa paradisíaca Siesta Beach; considerada la mejor de Estados Unidos.

Su impecable arena 99% de cuarzo blanco y formaciones de coral, lo que la convierte prácticamente en polvo blanco, muy suave y perfecta para el buceo bajo el agua cálida, transparente y de tonos verde esmeralda.

St. Petersburg

Se pone en marcha el auto, se enciende la música, el aire acondicionado y comienza el trayecto a San Petersburgo. El trayecto se realiza en sólo 50 minutos a lo largo de una autopista cómoda y muy bien señalizada, aunque siempre es útil contar con la ayuda de un GPS.

Con su clima espléndido y el título de mayor cantidad de días soleados seguidos, con 768 jornadas ininterrumpidas de sol. St. Pete despliega diversas playas, que combina con el Fort de Soto Park, un inmenso parque con muchas actividades para disfrutar en familia.

En la ciudad se encuentra el Museo Dalí, la segunda colección más importante del mundo y Estados Unidos, del famoso artista surrealista, después de la de Figueras, en España, y la colección Chihuly, con obras de arte realizadas en vidrio, efectivamente cautivante, incluso para los más chicos.

Los amantes de la gastronomía pueden disfrutar del Locale Market, un mercado enorme de 6 mil metros cuadrados, con una enorme diversidad de comidas frescas y caseras, y productos gourmet.

Tampa

Un viaje de apenas 25 minutos en auto permite arribar a Tampa, uno de los destinos de la Florida, donde es imposible aburrirse. Entre sus imperdibles lugares, se encuentra una gran cantidad de parques temáticos y propuestas para hacer en familia, como Busch Gardens, focalizado en animales y montañas rusas.

El Acuario de Florida, con más de 20.000 criaturas marinas, Adventure Island con un sinfín de juegos de agua. Legoland a 45 minutos en auto, el Zoológico Lowry Parky el Museo de Ciencias e Industria.

Fuente:

clarin

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here