El Nissan MID4 estaba listo hace tres años antes que el Honda NSX (+FOTOS)

0
612

Japón nos dio toda clase de coches originales e interesantes

Desde el Suzuki Capuccino hasta el Nissan Pao y luego pasando por el Nissan S Cargo o el Mazda AZ-1, pero cada vez que salía al mercado uno de esos autos, otro se quedaba relegado en una nave del fabricante y no veían la luz del día.

Nissan tuvo en sus manos prácticamente listo un super-deportivo de motor central tres años que el Honda NSX. El Nissan MID4 II de 1987 pudo ser lo que fue el Honda NSX, un revulsivo para las marcas de prestigio. Y no lo decimos solo por su peculiar parecido, sino por toda la tecnología que equipaba.

Cada vez que un super-deportivo japonés llegaba al mercado, acaparaba siempre toda la atención de manera fugaz. Siempre han sido autos que destacaron por su excelente técnica, y que aportaron algo especial al mercado. El Honda NSX puso a los Ferrari de la época, como el 348, en su sFitio. El Lexus LFA fue una oda a la tecnología y a la mecánica con su V10 atmosférico cuyo aullido te perseguirá hasta en los sueños, mientras el GT-R R35 se mantuvo fiel a la reputación de Godzilla.

Lo mejor que ofrecía este Nissan MID4 a sus anteriores versiones

Nissan tuvo la idea y la oportunidad de tener en el mercado antes que Honda un super-deportivo de motor central con el MID4 concept. Presentado por primera vez en el Salón de Fráncfort de 1985, este concept car cuyo desarrollo fue supervisado por Shin’ichiro Sakurai, el padre del Skyline GT-R, recuperaba el concepto de un deportivo de motor central, una idea con lo que la marca ya había jugado 10 años con el concept car AD-1. Sin embargo, el MID4 destacaba por su motor V6 de más de 200 CV y sus cuatro ruedas directrices, de ahí el nombre de MID4.

El motor es el VG30 del entonces recién estrenado, en 1983, Nissan Fairlady Z/300 ZX tipo Z31. De ahí a que el diseño de este MID4 tenga tantas reminiscencias del 300ZX, y no era solo porque Nissan quería así apoyar el lanzamiento de su nuevo cupé, sino porque la marca nipona tenía realmente la intención de llevar el MID4 al mercado.

El Nissan MID4, por otra parte, equipa una tracción integral permanente, con un reparto de par motor que favorece el eje posterior, para así tener un comportamiento de tracción trasera sin perder la seguridad y ventajas de la tracción integral.

La genialidad en su momento del Nissan MID4

No obstante, el MID4 equipaba también un ABS, todo un lujo a mediados de los años 80, y suspensión independiente de doble horquilla, delante, multilink y detrás. Pero la guinda sobre el pastel era la presencia de una dirección a las cuatro ruedas, con el inmenso plus en agilidad y estabilidad a gran velocidad que un sistema así otorga.

Este sistema llamado HICAS, permitía a las ruedas traseras girar hasta medio grado en el mismo sentido que las ruedas delanteras a gran velocidad para una mayor estabilidad, mientras que a bajas velocidades mejoraba la maniobrabilidad del vehículo. Más tarde, el sistema llegó a toda una serie de modelos de Nissan desde el 180 SX pasando por los Silvia hasta los 300ZX.

No está lo suficientemente claro de cuantas unidades del MID-4 y MID-4 II fabricó Nissan hasta el momento. Esa cifra varían según las fuentes que se consulten, aunque el consenso parece estar en dos unidades del MID-4; a no ser que sea la misma unidad con diferente pintura y tres unidades del MID-4 II. Lo único que si se tiene seguro es que Nissan conserva una unidad de cada uno en su Nissan Heritage Collection en Japón.
Fuente:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here