Mercedes Benz Clase B: una resistencia de los monovolumen y comodidad

0
332

En un mercado donde los SUV se están comiendo cada vez más una porción más grande del pastel

No sólo se están quedando con hambre las berlinas, a los monovolúmenes. Tiempo atrás vehículos bastante populares gracias a su practicidad, apenas les están quedando actualmente unas escasas migajas.

No obstante, todo esto no suena muy perdido, aún quedan varios integrantes de esta categoría que en la actualidad ha derivado hacia diversos tamaños, más razonables y de concepto algo más urbano, un ejemplo de ello sería el Mercedes-Benz Clase B; un auto con enormes puntos a favor donde el espacio brille.

Mercedes-Benz Clase B y su efectiva resistencia clásica

Se nota que los gustos del mercado están evolucionando en una dirección muy clara. Ver a un auto de carrocería mono-volumen en la actualidad resulta incluso extraño entre tantos cuerpos sobre-elevados, y por eso las proporciones del Mercedes-Benz Clase B chocan desde un primer vistazo.

Con 4.419 mm de largo por 1.796 mm de ancho y 1.562 mm de alto, el Clase B podría tener las medidas de cualquier automóvil compacto, excepto por la altura que es algo más amplia, pero su cuerpo está influido claramente por un estilo monovolumen: morro chato, voladizos cortos y sin muchas florituras.

El toque picante en este modelo lo pone como de costumbre en la marca de la estrella un paquete AMG con diferentes niveles. La unidad que hemos probado podríamos decir que tiene el paquete AMG nivel 1, es decir, con llantas de 18 pulgadas, paragolpes deportivos, difusor trasero con salidas de escape y el paquete “Night”.

No es sencillo hacer un auto sugerente dentro de este segmento, pero jugando con el lenguaje de diseño de la marca Mercedes-Benz, en definitiva ha conseguido crear una imagen más atractiva que la competencia.

Un interior con muchas luces, algunas sombras y bastante moderno

Nos disponemos a salir y tras arrancar el motor a golpe de botón nos saluda un sonido familiar, muy diésel, y relativamente bien insonorizado. Engranamos la D en la caja de cambios automática de doble embrague y nos ponemos en marcha de una forma más suave.

Este adjetivo puede aplicarse a la mayoría de los aspectos, y es que este monovolumen compacto funciona excelente, con el firme propósito de agradar a sus ocupantes. Los asientos delanteros muy cómodos, con un buen mullido y un apoyo lateral decente.

En definitiva: un auto agradable y práctico para todas las personas

El Clase B se comporta como auto para todos. Da la sensación de ser el automóvil perfecto para el día a día si nos atenemos a una dirección extremadamente ligera, unas suspensiones que digieren con eficacia los baches y una buena insonorización interior.

Pero no es en una ciudad donde podemos hacernos una idea de lo que es capaz este auto, así que nos vamos a buscar un terreno más abierto, y buscamos las primeras vías rápidas; la autopista. En ella mantiene la misma movilidad, con un carácter amable hacia sus ocupantes.

En pocas palabras, está comprometido con la comodidad

El precio que ofrece este Mercedes-Benz Clase B es de 34.995 euros, pero el precio de la unidad que hemos probado con todo el equipamiento opcional instalado supera los 43.000 euros. En este sobreprecio incluye: asistente de aparcamiento con cámara trasera, navegador, acceso y arranque sin llave; MBUX; amortiguación regulable o faros LED.

En resumidas cuentas, el Mercedes-Benz Clase B es un auto bastante hecho, que da la sensación de calidad por fuera y por dentro, y que tiene un confort de marcha elevado, aunque hay que reconocer que a nivel de conducción esperábamos un tacto mucho más sólido; propio de un auto del segmento premium.

Fuente:

motorpasion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here