Renault Kadjar: un SUV compacto que cumple con las expectativas (+FOTOS)

0
39

Renault no lo tiene fácil en el segmento de los SUV compactos, una zona del mercado de lo más competitiva en Europa. Renault se adentró en este segmento por primera vez con un Samsung que cambió de nombre, el Koleos de primera generación. No tuvo el éxito que esperaban y luego vino el Kadjar.

Entre el Peugeot 3008 y el Volkswagen Tiguan, en la mayoría de los mercados, el Kadjar no puede luchar. Es incluso más irónico, ya que líder de ventas no es otro que el Nissan Qashqai, un auto con el que comparten chasis y algunos motores y transmisiones.

Frente a una enorme competencia, el restyling del Renault Kadjar era más que necesario. Los cambios estéticos fueron sutiles y se limitaron sobre todo a una calandra más grande, una nueva firma lumínica con LED para los faros, y unos nuevos faros antiniebla con tecnología LED.

El diseño y personalidad distinta con Nissan Qashqai

Bajo ese diseño eminentemente Renault, y que recuerda tanto al Captur como al Koleos, nos encontramos con lo que es esencialmente un Nissan Qashqai. Ambos modelos comparten la plataforma Common Module Family, desarrollada en colaboración entre los dos fabricantes. Y el hecho de que el Kadjar sea mucho más grande que el Qashqai,es decir 4,49 m para el Renault y 4,40 m para el Nissan, se debe esencialmente a su diseño.

Aunque en las proporciones sea posible adivinar la base común con el Qashqai, el diseño del Kadjar, hecho de formas curvas (casi como una musculatura), con un frontal más prominente y un parachoques trasero más imponente, tiene suficiente personalidad para diferenciarse. De hecho, la diferenciación estética entre los dos modelos está más lograda que en el caso de algunos SUV.

Su conducción, asientos y maletero

En términos de habitabilidad, el Kadjar goza de las mismas ventajas que el Qashqai. El asiento del conductor es efectivamente cómodo, con un ajuste de altura en cada modelo y con soporte lumbar variable. La amplitud de ajuste del volante, tanto en altura como profundidad, permitirá encontrar una posición de conducción ideal. Además, el Kadjar cuenta con un reposabrazos central bien acolchado.

Incluso los adultos de bastante altura se sentirán cómodos en los asientos delanteros del Kadjar. Hay mucho espacio para las piernas y la altura bajo techo es buena. También hay una cantidad decente de espacio para el codo entre el conductor y el pasajero. Vamos, que delante es bastante amplio.

En cuanto al maletero, este Kadjar ofrece 472 litros. Es un volumen inferior a lo que proponen sus rivales. Por ejemplo, el SEAT Ateca cuenta con 510 litros, el Kia Sportage con 503 litros y el Peugeot 3008, con 520 litros. A destacar que el Kadjar cuenta con palancas para abatir automáticamente, y de forma asimétrica los respaldos de los asientos traseros.

Y sus características especiales

El Renault Kadjar no es un SUV que apuesta por el dinamismo al volante, como podría ser un SEAT Ateca, pero tampoco es un SUV descaradamente familiar que lo apuesta todo a la comodidad, como podría ser un Citroën C5 Aircross. El Kadjar intenta cumplir con ambas vertientes, y sin ser una referencia en ninguna de las dos, cumple con creces con lo que se propone.

Ahora, cuando hablamos en términos de consumo, el Kadjar se muestra relativamente frugal habida. Cuenta de su peso de 1.471 kg e importante superficie frontal, es decir algo común. Por otra parte, a todos los SUV, y que nunca ayuda en términos de aerodinámica, Renault homologa una media combinada de 6,8 l/100 km. En una pequeña prueba que le han hecho, abarca una media de 7,9 l/100 km. En ciudad, no sería extraño superar los 8 l/100 km, pero en carretera es posible bajar de los 7 l/100 km.

Fuente:

motorpasion

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí