Fórmula 1: el automóvil “secreto” que hizo las pruebas de carrera sin correr

0
351
FW07D, el Fórmula 1 extravagante de 6 ruedas

Aunque parezca chiste, hablamos de muchas noticias, pero de muy pocas curiosidades, y esta del automóvil secreto es una de ellas.

Un coche que jamás salió en pista pero que hizo los test meritorios durante un día entero fue noticia hace unos cuantos años y a manera de recuerdo o TBT, estamos rememorando lo que fue como un posible competidor de las carreras de Fórmula 1.

El piloto que se encargó de hacer la prueba de este particular auto fue Alan Jones, quien quedó bastante contento con lo que significó trabajar con el auto a pesar de que no corriera en una carrera oficial, en este sentido, quien se sintió con un orgullo de otro nivel fue el fotógrafo reconocido de nacionalidad británica, Mark Sutton, quien lo cachó en las pruebas conduciendo para una de las marcas más reconocidas: Williams.

Ver también: Fórmula 1: Mercedes y el DAS un sistema “legal” para la Fórmula 1

“Un periodista amigo me dijo que se iba a probar un coche especial en Donington. Y que Alan Jones iba a probarlo. Así que despues de una carrera me fui a casa y al día siguiente mi madre me llevó al circuito. Cogí el abrigo de mi padre y llevaba dos cámaras debajo. Escuché el motor, yo estaba escondido, y Jones apareció con el coche. Pude tomar tres fotos en blanco y negro. Saqué rápidamente el carrete, me lo guardé en el bolsillo y metí otro de color. Solo me dio tiempo para hacer otras tres fotos antes de que mi pillara la gente de seguridad”, fueron las palabras citadas de este hombre que corrió con adrenalina pura para poder sacar a la luz semejante buen trabajo que había realizado.

Una característica singular de este monoplaza en cuestión es que en vez de cuatro cauchos, tenía seis y era para todos los pilotos y escuderías un escándalo, pero también quizás algo de temer, pues muchos de ellos en su momento estuvieron muy al pendiente de lo que podía ser una evolución de este mismo coche si llegaba a correr en carreras oficiales y sobre todo si era completamente legal.

El hecho fue datado en el año 1982 cuando Sutton se enteró de que en verdad había una prueba secreta que realizar, el piloto venía de ganar su último gran premio y no era menos importante el tener que probar de nueva cuenta un auto para saber si tenía las óptimas condiciones para correr.

Ver también:

¿QUÉ? ¿NO FUE EL ÚNICO?

Increíblemente no. Para años anteriores ya se habría intentado hacer algo similar con monoplazas de más ruedas de las habituales. La empresa Tyrrell se encargó de tener un coche que tenía 4 ruedas. El P34 tenía muchos problemas, entre los que resaltaban motor y una caja de cambios vacía que fue retirado prontamente.

La revolución de los años 80 estuvo bastante marcada donde el propulsor turbo y también un chasis de fibra de carbono fueron bastante bien vistos dentro del marco de aquellos años dorados, pues no había un rival que se le acercara en lo más mínimo.

LAS CARACTERÍSTICAS DEL TYRRELL

El automóvil que destacamos en el principio mostró bastantes flaquezas dentro de lo que fue la creación del mismo en lo que podemos denominar como “constructores”. La parte aerodinámica de las gomas era inservible, pero también a pesar de que ofrecía mayor tracción con las cuatro ruedas de atrás, no tenía el eje que le faltaba y necesitaba más diferenciales para poder ofrecer un verdadero coche de carreras que diera temor a los contendientes del momento.

¿Habría sido el monoplaza más ganador de la historia en la Fórmula 1?

 

Con información

El Confidencial

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here