Fórmula 1: competitividad y seguridad, los nuevos dolores de cabeza para Alex Wurz

0
242
Chase Carey CP

No estamos exentos de ver cómo los pilotos están en total desacuerdo por la cantidad de competitividad insana que hay, además de los problemas de seguridad por el COVID-19 para Alex Wurz.

En un primer instante, no hay nada peor que es que un piloto se queje por lo hecho o lo dejado de hacer por él o los suyos como equipo, pues y en la Fórmula 1, siempre está a flor de piel este tema por las escuderías más importantes como Ferrari, Mercedes, Red Bull, entre otras que siempre están en la palestra.

Para muchos de estos corredores resulta a veces muy difícil temporada tras temporada que se les tome realmente en serio y pues, no es para menos cuando por ejemplo tienes una hegemonía que respetar por el simple hecho de que Lewis Davidson Hamilton se encuentra corriendo en pista y no para por los primeros lugares.

Así como él, hay otros que también han dado la talla como Ricciardo, Vettel, entre otros que año tras año pretenden ir  perfeccionando su técnica a la hora de trabajar para poder sacar carreras, victorias y sobre todo exaltar a la escudería por la grandeza que ella supone.

Ver también:

En este sentido, Alex Wurz, presidente de la Asociación de Pilotos demarcó lo siguiente dentro de lo que son las opiniones:

Chase Carey

“Puedo decirles que todos los pilotos tienen esta opinión, incluso los que están en los coches más dominantes dicen ‘queremos que la Fórmula 1 sea lo más ajustada posible en los tiempos de vuelta’. Queremos que sea parecido al karting, donde hay pocas décimas entre unos y otros”.

“Eso significaría un aumento de la presión y, si la presión es más alta, te lleva a un fracaso o a una acción de héroe. Esta es la emoción que queremos tener como pilotos. Y a su vez, es lo que los aficionados quieren ver. Ellos quieren ver quién de verdad es un héroe y eso solo llega en momentos muy críticos cuando la presión es realmente alta”

Aceptando de todas todas que unas escuderías tienen más dominio que otras, comprende que no tienen la misma capacidad en algunos casos para ser competitiva. Pues como un caso reciente debido a la pandemia del COVID-19, por ejemplo, Renault está casi quebrado en materia deportiva y Ferrari en la cumbre con los pilotos seleccionados.

Es técnicamente imposible por ejemplo con la primera cita que las décimas sean menos que nada, pues todos los años, los autos sufren cambios extremadamente grandes con respecto al anterior, precisamente porque la idea es que haya la mayor separación entre pilotos y no por un tema de “salud” sino por un tema competitivo, caso en particular es el de los Karting, que en las carreras se llevan muy pocos segundos de diferencia, lo que afirma que la competitividad es superior.

Como un paréntesis, apoyó la reducción de costos: “Una parrilla más igualada en los tiempos de vuelta sería fantástico. No somos titulares de derechos comerciales de la categoría, pero creemos que con el límite de presupuesto y demás restricciones, la Fórmula 1 será más sostenible para el futuro, recreará los ingresos para los equipos y hará que encuentren a alguien para invertir en un equipo como socio, patrocinador o inversor privado”.

“Por supuesto, no se puede cambiar un modelo de negocio que lleva igual muchos años tan rápido. Ahora estamos conectados con Liberty y tenemos que conseguir que el deporte se ajuste a los gustos del consumidor. Hay muchos cambios a los que debe someterse la Fórmula 1, pero creemos que tiene que suceder de manera constante, cuidadosa y muy bien pensada”.

Además, Wurz aseveró que “No iremos a países donde la crisis sanitaria sea tan grave que no haya suficiente capacidad en su sistema médico”, cuando se le preguntó por el COVID-19.

“No hubo negociación, solo debate para aportar ideas a fin de asegurarnos de poder regresar lo antes posible y, sobre todo, de la manera más segura. Jean Todt y Chase Carey lo han dejado muy claro”.

“Sé que tenemos plena capacidad. En Austria tuvimos suerte, los casos fueron muy pocos. En cuanto a tratamiento médico, espacio médico y unidades de emergencia alrededor del Red Bull Ring, no hay problema”.

“Tenemos que asegurarnos de no transmitir el virus entre la industria y el país anfitrión, y en el circuito tenemos que asegurarnos de guardar la distancia entre nosotros para minimizar el riesgo de transmisión”.

“Todo el mundo, los mecánicos, los jefes de equipo, los comisarios, están acostumbrados a seguir protocolos de seguridad muy estrictos. Y eso ha funcionado de manera fantástica durante las últimas tres o cuatro décadas. El automovilismo, sin reducir rendimiento, se ha vuelto extremadamente seguro”.

Con información

Car And Driver

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí