Bentley Mulsanne, la última unidad de Bentley que se despide para siempre

0
238
Bentley Mulsanne, el último de la historia de la firma británica le dice adiós a su insignia. Foto: motorpasion

Bentley Mulsanne, el último de la historia de la firma británica le dice adiós a su insignia

Bentley Mulsanne, finalmente, coloca su punto y final en el campo de la producción. Su última unidad de lujo salió de la línea de montaje en la fábrica de Crewe, Reino Unido, dándole un adiós a la insignia británica, por tanto convierte al Bentley Flying Spur en su nuevo modelo.

La marca celebró la despedida de su última unidad, pero, recordemos que se ha visto apretada la situación por la pandemia del COVID-19, el distanciamiento social, uso de mascarillas y guantes.

7.300 unidades del Mulsanne

Bentley Mulsanne, el último de la historia de la firma británica le dice adiós a su insignia. Foto: motorpasion

Ahora, el fin de la producción del Mulsanne se había anunciado en los primeros del año, y estaba planificado para que se produjera en primavera, pero, como ya dijimos, la crisis sanitaria del coronavirus la retrasó hasta verano.

En sus 10 años, la planta Crewe ha elaborado 7.300 unidades del Mulsanne, y con este adiós que hace los trabajadores de las distintas áreas se despiden con grandes elogios y comentarios positivos. El CEO Adrian Hallma del condado de Cheshire mencionó:

“El Mulsanne es la culminación de todo lo que aprendimos en Bentley durante nuestros primeros 100 años como fabricante de coches de lujo. Siendo el buque insignia de nuestra gama de modelos durante más de una década, el Mulsanne ha consolidado firmemente su lugar en la historia de Bentley y se ha convertido en un verdadero icono”.

Ver también:

Mulsanne Speed ​​6.75 Edition Mulliner: carrocería espectacular 

Bentley Mulsanne, el último de la historia de la firma británica le dice adiós a su insignia. Foto: motorpasion

Las fotografías mostradas de este Bentley Mulsanne no es la última unidad sino la penúltima. Mulsanne Speed ​​6.75 Edition Mulliner, enseñando una carrocería en gris y combinada de color rosa-dorado. Su dueño es un afortunado estadounidense.

Sabemos que se trata de un 6.75 Edition by Mulliner porque toda su serie final está integrada por 30 unidades. Como ya dijimos, basado en el Bentley Mulsanne Speed, su opción deportiva se distingue por excelentes elementos estéticos, guiños a la mecánica V8 biturbo de 6.75 litros y 513 CV.

Leer también: Así quedó este Lamborghini Huracán a 20 minutos después de sacarlo del concesionario

Su capó demuestra un tratamiento oscuro, y también su parrilla frontal y las salidas de escape. Monta también unas llantas de cinco radios Mulsanne Speed de 21 pulgadas en acabado brillante.

Apellido 6.75 Edition en las puertas 

Bentley Mulsanne, el último de la historia de la firma británica le dice adiós a su insignia. Foto: motorpasion

En su habitáculo los controles de las salidas de climatización imitan el diseño de la tapa de aceite del motor. El nombre “6.75 Edition” puede leerse en su placa en las puertas delanteras, además, al abrir la puerta el logo del apellido del modelo se proyectará sobre el suelo.

Y como último detalle, el colector de admisión del motor está acabado también en negro en vez del clásico plateado, y en su cubierta está la mecánica que integra un distintivo con el nombre de la versión, número del propulsor y la firma de Adrian Hallmark.

Fuente:

motorpasion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here