Granjero se consigue más de 60 Chevrolet Chevettes abandonados en Brasil (+VIDEO)

0
450

Los autos fueron encontrados abandonados en Brasil.

En una granja en XéremBrasil, que se encuentra en la unidad federativa de Río de Janeiro, ahora hay alrededor de 60 autos, en su mayoría modelos Chevrolet Chevette L 1.6/S y Chevette Junior 1.0 de 1992 y 1993, además de algunos ejemplares de Volkswagen Gol y un Chevrolet Corsa. Los autos se encuentran debajo de un cobertizo, donde también hay una pocilga con una familia de lechones.

Fue Motor 1 Brasil los que encontraron, filmaron, fotografiaron y escribieron sobre esta extraña colección de autos abandonados. Hasta hace unas semanas, habían 96 autos bajo este techo.

Todos los autos son taxis retirados o excombatientes en Río de Janeiro, que formaban parte de la gran flota propiedad de Pascoal da Ressurreição Afonso Rego, quien fue conocido en Río en algún momento como el Rey Taxi.

A pesar de la capa de polvo encima de ellos, puede verse que el color es Java Yellow, un color lanzado por Volkswagen en 1977, y que dos años más tarde se convirtió en el tono estándar para los taxis en Río de Janeiro. Sin embargo, estos vehículos han perdido sus franjas laterales en azul báltico y la luz de techo.

Los Chevettes y Gols formaron parte de la ciudad hasta finales de la década de los 90’s, cuando comenzó a dominar la escena el Volkswagen Santana más grande.

VER MÁS – Morand Cars desarrolla el primer hiperauto híbrido de Suiza (+IMAGENES)

Los autos que están hoy en Xérem son en su mayoría de 1992 y 1993, y solo estuvieron tres años en la carretera debido a las viejas reglas de la Secretaría de Transporte Municipal de Río.

Tras ser retirados, fueron a un almacén en la sede del imperio de taxis de Pascoal. Una disputa legal con el gobierno estatal en aquel momento impidió que se vendieran los vehículos, por lo que simplemente se quedaron décadas ahí.

Pascoal falleció hace ocho años, a sus 92 años, y la empresa pasó a manos de 14 herederos. Las cabinas permanecieron hasta 2020 ahí, cuando recibieron una oferta para alquilar el espacio. “La oferta era imposible de rechazar: ya estábamos en la pandemia, con escaso movimiento y competencia de las aplicaciones. Con la llegada del inquilino, tuvimos que guardar los autos en la finca de la familia, en Xerém”, comentó a Motor 1 Brasil uno de los hijos de Pascoal, Carlos.

Redacción de GossipVehículo y fuente: Motor 1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí