Tesla lucha contra la industria automotriz por los estándares de ahorro de combustible

0
26

Tesla busca sacar provecho de su adelanto en el catálogo de vehículos completamente eléctricos.

Tesla se encuentra luchando contra el resto de la industria automotriz en los Estados Unidos por respetar los requisitos corporativos de economía de combustible promedio (CAFE por sus siglas en inglés).

Bajo CAFE, las firmas de automóviles deben lograr niveles más altos de economía de combustible en los vehículos que venden en los Estados Unidos o enfrentar sanciones.

En ese sentido, las sanciones se duplicarían para este 2021 bajo un gobierno de la era de Obama, pero la administración Trump las congeló en una acción días antes de abandonar el cargo.

NHTSA, es la agencia a cargo de CAFE y ha estado considerando cambiar la acción de Trump, para ello escucha comentarios de ambos lados de la situación. Nuevos documentos están revelando quién está a cada lado.

Reuters informa que Tesla se reunió con la NTHSA el mes pasado y presionó para que restablecieran las sanciones:

El memorando del gobierno dijo que Tesla sugirió que la NHTSA retirara la acción de Trump de inmediato, diciendo que “produce una incertidumbre continua en las inversiones y transacciones en toda la industria, y cualquier retraso continuará teniendo efectos nocivos en el mercado crediticio hasta que se resuelva el problema“. Añadió que Tesla cree que “cualquier retraso seguirá teniendo efectos perjudiciales en el mercado crediticio”.

Por otro lado, GM, Ford, Volkswagen y Toyota, quienes anunciaron compromisos con un futuro eléctrico, excepto este último, luchan contra Tesla:

Los principales fabricantes de automóviles, incluidos General Motors, Toyota Motor, Ford Motor y Volkswagen, solicitaron al tribunal que rechazara la solicitud de Tesla. “Que Tesla pueda beneficiarse de una mayor certeza sobre el valor de los créditos de CAFE que ha acumulado no es una razón para interrumpir un proceso administrativo en curso“, redactó el grupo en un expediente judicial.

Estas compañías previamente mencionadas no quieren que se revierta la acción, ya que es posible que se vean obligados a pagar multas por modelos desde el año 2019. De hecho, algunos fabricantes piensan que podría costarles miles de millones de dólares.

Lea más: Gobierno de EE. UU. califica de irresponsable a Tesla por usar a clientes de beta-testers del Autopilot nuevo

Dicho dinero se pagaría a la NTHSA, o los fabricantes que excedieran los requisitos, como Tesla, podrían venderles sus créditos por menos.

Tesla domina el mercado de vehículos eléctricos de EE. UU. Con más de dos tercios de los vehículos totalmente eléctricos vendidos en el país que provienen del fabricante de automóviles eléctricos.

El resultado es que Tesla tenga más créditos que nadie, pero son mucho menos valiosos desde que la administración de Trump redujo las sanciones.

Redacción Gossip Vehículos Fuente: electrek

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here