Alan van der Merwe, el piloto “Uber” del auto médico de la Fórmula 1

0
161

Alan van der Merwe, es el piloto “Uber” que conduce el vehículo médico de la Fórmula 1. Su tiempo transcurre en esperar a que nada suceda el fin de semana de cada carrera.

La historia de Alan van der Merwe

El trabajo de Alan van der Merwe, el piloto de la unidad médica de la Fórmula 1, es esperar y esperar a que sus habilidades como asistente médico no sean requeridas durante el fin de semana de carrera.

Para él, mantenerse junto a los pilotos de la parrilla es como vivir las experiencias de un “Uber” que se encuentra “personajes divertidos durante el día”.

Ver también: Filtran imágenes del Ferrari F1-75 de Carlos Sainz para la temporada 2022 de la Fórmula 1

La espera de un Gran Premio de Bélgica 2021 que constantemente era pospuesta, tuvo diversas críticas, el evento llevó al domingo al extremo del aburrimiento.

El piloto del auto médico de la Fórmula 1, Alan van der Merwe sí estuvo ocupado ese día. Él y el piloto del Safety Car (coche de seguridad), Bernd Maylander, llegaron a completar casi todas las vueltas de los pilotos de F1, hecho mediante evaluación de la pista a cada momento para que los pilotos estuvieran bajo condiciones seguras.

ALAN VAN DER MERWE

Transportar al personal de rescate médico de la F1 hasta los posibles accidentes que ocurren en la pista desde 2009, fue idea del entonces director de la F1, Charlie Whiting, en Heathrow.

“Llamé la atención por cosas muy extrañas en las redes sociales”, indicó van der Merwe a GP Racing. “A veces hacía pequeños derrapes en la pista y rápidamente subían eso a Reddit o YouTube. La mayor parte del tiempo éramos anónimos, pero no hacía falta mucho para llamar la atención”.

Este trabajo suele ser de “mucha espera”, puesto que la FIA ha intentado mantener un arduo trabajo para “intentar de mitigar o evitar por completo” los accidentes.

Van der Merwe y su importante copiloto, el Dr. Ian Roberts, deben estar dentro de la unidad médica desde que inicia una carrera hasta que termina. Aplicado también a las categorías de apoyo.

“Es un poco contradictorio que pongamos tanta preparación en cosas que cada vez tienen menos probabilidades de suceder debido a otros esfuerzos que estamos haciendo al mismo tiempo”, argumentó el expiloto de pruebas de BAR F1.

“Es mucho tiempo preparado y esperando a ser llamado para algo que posiblemente nunca suceda. Entonces, de vez en cuando, recibimos la llamada para algo que es genuinamente novedoso. El objetivo final es evitar que los pilotos no salgan del circuito y puedan volver con su familia”.

ALAN VAN DER MERWE

La relevancia de la unidad médica se puso de manifiesto en el GP de Bahrein de 2020 luego del terrible accidente de Romain Grosjean. El primero en llegar a la escena, junto con el oficial de circuito Thayer Ali Taher, manejando los extintores, fue Roberts, quien socorrió a Grosjean. Tras él, llegaba van der Merwe.

“Nunca me ha gustado ser el centro de atención”, dice van der Merwe. “Me gusta ser bastante anónimo, pero fue genial que Ian obtuviera el reconocimiento que merece. Ha estado trabajando en este tipo de cosas durante décadas, pone mucha implicación en ello. Y fue bueno para la gente poder ver que no estamos allí solo para exhibirnos”.

“Pero una cosa que la gente de Bahrein probablemente no entendió es que en realidad no teníamos que hacer nuestro trabajo allí, no hicimos nada, literalmente simplemente aparecimos. Si las cosas no hubieran ido tan bien, la gente habría visto de lo que es realmente capaz alguien como Ian, con tanta experiencia y valentía”.

“Fue agradable ver que el trabajo fue reconocido, ya que a veces se siente un poco inútil porque nunca te acostumbras, pero esa vez se juntó todo”.

“Van der Merwe explica que una parte clave del trabajo es preparar el equipo y mantenerlo en funcionamiento de la manera más consistente y confiable posible. Esto incluye los guantes biométricos utilizados por todos los pilotos de F1, una innovación en la que Roberts y van der Merwe fueron claves en su desarrollo, que le dan a Roberts una indicación clara del pulso de los pilotos y los niveles de oxígeno en sangre, además de detectar el movimiento para informarle de lo que podría encontrarse al llegar a la escena”.

Todo dependerá, del nivel de experiencia del personal y el auto médico que lleva van der Merwe. Mercedes y Aston Martin comparten importantes acciones y cada uno cuenta con “curvas ligeramente diferentes en las que todavía están distanciados en términos de que el vehículo esté donde quieren que esté”. 

Apelando a la “experiencia que realmente solo puedes obtener haciendo pruebas en frío en Pembrey en un coche de F3”, van der Merwe debe tener “una confianza increíble en todas las condiciones, además de ser muy consciente de lo que sucede a su alrededor dada la enorme diferencia de ritmo entre los coches de la F1 y el coche médico, por lo que tiene que conducir al máximo”.

“La razón por la que Charlie quería gente con experiencia en F1 es porque sabía que el delta entre un monoplaza de F1 y un coche de calle es de más de un minuto por vuelta”, indica. “Si estás aprendiendo en este trabajo, probablemente tendrás algún tipo de accidente”.

Van der Merwe describe la relación entre ambos como “tan buena como es posible”.

“Sé que puedo confiar en Ian si las cosas realmente van cuesta abajo”, dice van der Merwe. “Creo que nos complementamos bastante bien”.

Van der Merwe es reconocido por muchos, “ya sea porque me ven en el garaje de vez en cuando, si les hemos recogido por algo o si realmente les hemos ayudado a sacarlos de debajo de las barreras”.

“Es una comunidad muy unida y algunos pilotos nos conocen mejor que otros”, argumenta. “Me llevo bien con todos ellos; pero todos estamos aquí para hacer un trabajo, por lo que a veces nuestras interacciones son muy breves”.

“Me gustaría pensar que aprecian que estemos ahí, pero realmente no me importa si no lo hacen porque yo mismo no pensaba en eso cuando estaba compitiendo”.

“Algunos son más conscientes que otros de los esfuerzos de seguridad y de dónde es necesario mejorar, y pueden plantear preguntas durante las reuniones de pilotos y es ahí donde construimos nuestras relaciones. Sabemos que nunca va a ser perfecto, pero es importante que los equipos y los pilotos sepan que constantemente estamos dando lo mejor de nosotros”.

“Somos un poco como un taxi, pero lo hacemos principalmente para mantener contentos a los equipos y pilotos, que vean que estamos haciendo lo mejor que podemos y que no solo tienen la posibilidad de irse caminando o con una scooter”, indica.

Van der Merwe recordó cómo Sergio Pérez lo esperó tras su victoria en Bakú cuando se detuvo en la pista camino a boxes.

“A veces quieren charlar, a veces no”, indica van der Merwe. “La mayoría de veces, cuando suben al coche, todavía están en modo carrera y es como si fuera el fin del mundo. Es posible que se hayan estrellado en la clasificación y piensen que su fin de semana ya está arruinado”.

“Es interesante”, resume. “Probablemente sea un poco como un conductor de Uber que se encuentra con todo tipo de personajes divertidos durante el día”.

Redacción por Gossipvehículos/Fuente: es.motorsport.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí