Esta es la ruta de las autopartes de Faurecia que traía el avión venezolano-iraní a Argentina

0
80
La ruta de las autopartes que traía el avión venezolano-iraní a Argentina
Imagen cortesía de Página12 - La ruta de las autopartes que traía el avión venezolano-iraní a Argentina

La ruta de las autopartes de Faurecia que traía el avión venezolano-iraní a Argentina

Como se sabe, un avión venezolano-iraní fue retenido en Argentina el sábado pasado llevando autopartes de la empresa alemana, Volkswagen, destinadas a completar los modelos Taos que fabrica en el país, aquí te contamos la ruta que tomaron.

Rutas del avión

El grupo francés autopartista, Faurecia, proveedora de Volkswagen, contrató tres vuelos urgentes, dado que la fábrica alemana en Argentina necesitaba asientos para completar los modelos que tiene en fabricación. Por este motivo salieron desde la ciudad de Querétaro en México.

El itinerario estaba lógicamente aprobado y la tripulación llegó a Buenos Aires habiendo pagado a Shell el combustible para su regreso. Fue el lunes 6 de junio que se dispuso todo para cargar el avión, no obstante, un abogado de Shell comunicó que la empresa podría tener problemas con Estados Unidos, negándose a proveer el combustible. El piloto intentó conseguir el J1, el combustible de los aviones, en YPF y Axion, negándose también.

Volkswagen de las autopartes que llevaban en el avión venezolano-iraní retenido en Argentina
Imagen cortesía de Infobae – Volkswagen de las autopartes que llevaban en el avión venezolano-iraní retenido en Argentina

Al siguiente día, el Boeing pagó una carga a precisarse en Montevideo, Uruguay. Por lo que se dispuso el plan de vuelo rumbo al país uruguayo. De igual forma, dieron el visto bueno tanto las autoridades argentinas como las uruguayas, dado que ningún vuelo puede salir sin la aprobación de las dos partes. Con el avión ya en viaje, y con solamente 20 toneladas de J1, siendo el mínimo tolerable de 15 toneladas, desde la torre de control uruguaya informaron que tenían denegado el aterrizaje “por falta de autorización”, de acuerdo con el juez Federico Villena.

Retenidos pero sin delito a la vista

Debido a eso, el avión tuvo que volver a Ezeiza donde, nuevamente, hubo una intensa inspección del Boeing, sin ningún resultado. No obstante, se desató una campaña de derecha que, percibe una conspiración iraní-venezolana-kirchnerista-mapuche.

Por lo que, el juez Villena dispuso un allanamiento-operativo en el hotel Canning Design, donde se encuentran alojados los 14 venezolanos y 5 iraníes que hacen parte de la tripulación. Así, se llevaron los celulares, computadora y, además, el magistrado se hizo con los pasaportes de los venezolanos, pese haberles sido devueltos 24 horas antes.

Se desconoce el delito en cuestión. Al avión entró la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), el Departamento de Unidad de Investigaciones Antiterroristas (DUIA) de la Policía Federal, la Aduana se unió a la PSA, y utilizaron perros y escáneres. Claro está, las autopartes se desembarcaron y se encuentran en posesión de Volkswagen.

No se imputa contrabando, armas, explosivos o drogas. Los integrantes de la tripulación tampoco se encuentran en la lista de personas buscadas. Dicho avión de Emtrasur pasó el último mes por México, Paraguay, Aruba y Pakistán.

No hay evidencias o pruebas concretas, pero se investiga, por las dudas, según parece por impulso del FBI norteamericano y el Mossad israelí. El titular de la AFI, Agustín Rossi, expresó que no hay nada contra los tripulantes y el avión.

Fuente: Página12

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí