Compañía de seguro demuestra que las baterías de los Tesla se pueden incendiar después de un choque

0
89

Para demostrar que las baterías de vehículos eléctricos se pueden incendiar la compañía de seguros AXA Insurance Company organizó un choque sacrificando un Tesla Model S.

En un breve clip, el Model S se somete a una prueba de choque real, aunque perfectamente calculada. El sedán pasa por una rampa a toda velocidad, raspa su paquete de baterías y termina volcándose boca acabo. Segundos después la parte inferior del auto arde en llamas.

El vehículo usado es uno de los modelos más antiguos del Model S, incluso es tan viejo que tiene el morro original. Esto quizás se deba a que la compañía no quería gastar tanto presupuesto de destruir un Tesla.

De cualquier forma, AXA Insurance Company admite que no se trató de un incendio real, pero su intención en alertar a los usuarios del peligro, por muy atípico que este sea.

Según la empresa de seguros, la parte inferior del Tesla sufrió graves daños y especula que podría haber causado un incendio real.

Lea más: Tesla publica imágenes del Semi actualizado, muestra un puñado de cambios de diseño

En la prueba de choque del Axa con el Tesla, la parte inferior de la carrocería resultó gravemente dañada, lo que los investigadores de Axa creen que podría provocar un incendio. Sin embargo, el incendio en sí se escenificó utilizando pirotecnia porque, según su oficina de prensa, Axa no quería correr el riesgo de un incendio real de la batería en un evento con 500 espectadores por razones de seguridad”, explica el comunicado.

Para que quede claro, el Tesla Model S no tenía un paquete de baterías, el cual se eliminó por razones de seguridad. El incendio fue producido por pirotecnia instalada en el interior.

Además, la prueba de choque no simula las situaciones reales, ya que el vehículo no contaba con sus baterías, por lo que AXA Insurance Company tuvo que tirar de él.

Esto quiere decir que no se trata de un automóvil en funcionamiento con tren motriz, sino más bien la chapa de un viejo Tesla Model S con una bomba controlada. Además, el interior no se acerca a las especificaciones del modelo original.

Se aprecia que AXA Insurance Company haya sido completamente sincero al hablar de los resultados de esta demostración.

Redacción Gossip Vehículos Fuente: insideevs

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí