Samira Baissaria: venezolana que llegó a Argentina haciendo de todo y ahora tiene su propio taller mecánico

0
89
Samira Baissaria, la venezolana que tiene un taller mecánico en Argentina
Imagen cortesía de El Tribuno - Samira Baissaria, la venezolana que tiene un taller mecánico en Argentina

Argentina es un país que tiene una amplia historia en cuanto a oleadas de inmigrantes que se asentaron en sus tierras. También están las historias de argentinos quienes salieron de sus fronteras para buscar otros destinos. No obstante, pocas son las historias de los inmigrantes que han arribado al país en los últimos años en busca de oportunidades o eludiendo la realidad social, política o económica en la cual vivían. Esta es la historia de Samira Baissaria, una venezolana quien llegó a Argentina haciendo de todo, pero que ahora, pudo abrir su propio taller mecánico.

Samira Baissaria, la venezolana que llegó a Argentina haciendo de todo

Samira Baissaria procedente de MaracaiboVenezuela, es especialista en tecnología automotriz y actualmente se encuentra encargada de un taller mecánico que va en crecimiento.

Aunque, honestamente, sus inicios no fueron fáciles. Su historia inició por el año 2015, cuando Samira llegó a Salta de vacaciones por primera vez, quedando encantada de la provincia y pensó que éste era su sitio en el mundo. Es así que devuelta a su país, empezó a planear su regreso a Salta, algo que se haría realidad dos años más tarde.

Sin embargo, en esta ocasión, las cosas no le saldrían como esperaba. Al llegar a Buenos Aires le robaron el dinero que tenía para mantenerse un tiempo hasta conseguir trabajo. Lo único con lo que se quedó fue con el boleto de ómnibus hasta Salta. Además, cuando llegó a la provincia debía encontrarse con una amiga quien la estaría esperando, no obstante, ante el lamentable suceso de perder sus pertenencias, la mujer nunca apareció. “Tal vez no quiso hacerse cargo. Me puso una serie de excusas y no supe más”, rememoró Samira en conversaciones con El Tribuno.

La venezolana que cumplió su sueño de abrir su propio taller mecánico
Imagen cortesía de El Tribuno – La venezolana que cumplió su sueño de abrir su propio taller mecánico

Las cosas fueron duras, ya que no podía volver a Venezuela, porque no tenía dinero. Empezó a buscar trabajo, conoció a una mujer de la Municipalidad que la contactó con una peluquería y trabajó de ayudante un tiempo. A eso le siguió pintar casas, cuidar niños, cocinar en una sandwichería, ser moza y hasta preparar comida árabe.

Pero, aun con todo su esfuerzo, no lograba hacerse cargo del pago de alquiler, por lo que vivía de prestado. Luego, una empresa de alquiler de vehículos la contrató con el fin de cuidar el galpón donde guardaban los autos por las noches. Además, debía lavarlos. Esto le brindaba una mensualidad y un lugar donde dormir, y durante el día trabajaba en un restaurante. En aquel momento su objetivo era regresar a Venezuela, algo que hizo en diciembre de 2017.

De regreso a Argentina

Pero, al llegar a Maracaibo se enfrentó a otra realidad. “Ya nada era igual en Venezuela. La desconocí. Después de casi tres años, el país había cambiado completamente. No había dinero, alimentos ni trabajo. Era una calamidad. Entonces pensé en volver a Salta, por lo menos aquí había trabajo y qué comer”, indicó Samira.

Baissaria juntó lo que tenía, tomó a sus hijas, quienes habían quedado con sus padres y regresó a Argentina con el fin de establecerse definitivamente.

“No sabía dónde iba a vivir, ni en qué iba a trabajar. Mis hijas tenían 16 y 18 años, y todavía tenían que terminar el bachillerato. Recurrí a la empresa de renta de autos y me dieron a cargo el estacionamiento donde guardaban los vehículos. Obtuve así un buen ingreso que me posibilitó alquilar una casa y que mis nenas siguieran estudiando”, concretó.

Ahora Samira Baissaria tiene su propio taller mecánico

Con su especialización en automotores y un padre inmigrante libanés mecánico quien trabajó en Mercedes Benz, desde muy pequeña empezó a soñar con abrir su propio local. “Nací en un taller y estudié mecánica por más de 10 años. Fue lo que quise hacer siempre. Y yo misma llevaba a los service los coches de la empresa en la que trabajaba, así que un día tomé coraje, me contacté con dos excelentes mecánicos venezolanos, John Torres y Eskeduar Miranda, y abrí un local en La Rioja, entre Pellegrini Jujuy“, contó.

Posteriormente, tras alquilar el galpón, pidió prestada una tarjeta de crédito para comprar las primeras herramientas, porque no podía acceder a otro tipo de financiamiento. A eso se sumó, que en medio del inicio del emprendimiento llegó la pandemia por el coronavirus.

Samira Baissaria tiene su taller mecánico en Argentina
Imagen cortesía de El Tribuno – Samira Baissaria tiene su taller mecánico en Argentina

Con el tiempo se unió otra joven mecánica profesional, Jazmín Rojas, de Ledesma, Jujuy. Quien estudió autotrónica, y que trató de conseguir trabajo en talleres y concesionarias de la provincia, pero al ser mujer no logró ingresas entrar. Razón por la que ingresó al taller.

Acotó también que algunas herramientas se las proveyó ACNUR, por medio de un programa para inmigrantes. “El equipo de mecánico es muy profesional, también son inmigrantes y pasaron las de Caín en un principio”, precisó.

“Ahora cumplimos tres años y nos va muy bien gracias a Dios. Salta, como dije al principio, era mi lugar en el mundo”, resaltó Samira.

Samira Baissaria salió de Venezuela y ahora tiene un taller mecánico en Argentina
Imagen cortesía de El Tribuno – Samira Baissaria salió de Venezuela y ahora tiene un taller mecánico en Argentina

Fuente: El Tribuno

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí