McLaren: La asombrosa leyenda de como fue que uno de sus coches se perdió en Sinaloa

0
722
McLaren y la leyenda de uno de sus coches; como fue que se perdió en Sinaloa. Foto: motorpasion

McLaren y la leyenda de uno de sus coches, como fue que se perdió en Sinaloa y todo lo que sabemos 

Se habían elaborado 106 McLaren F1, en ello se suman los modelos originales de competición de 1992 a 1998. Eso si, la firma, brokers y los especialista de la empresa saben donde están cada uno de esa lista de coches, a excepción de uno solo. Hay un persistente misterio que rodea a este vehículo, desde que salió de su fábrica hasta que se perdió de los ojos de los espectadores en Culiacán (Sinaloa), México.

El chasis número 39 fue fabricado en el año 1995 y es, además, uno de los dos McLaren de color marrón que salieron de elaboración. Su acabado Brazilian Brown Metallic, ahora, se dice por error que se trata del coche Creighton Brown. Si usted posee este modelo con número 29 y luce ese color llamativo, sencillamente tendrá el nombre de Craighton Brown.

El origen verdadero de su nacimiento

McLaren y la leyenda de uno de sus coches; como fue que se perdió en Sinaloa. Foto: motorpasion

Craighton Brown es un empresario inglés conocido qué, entre muchas cosas a las que se dedica, ayudó a Ron Dennnis para tomar el control de McLaren. Brown en los años 70 se dedicó al automovilismo. Como dato curioso, Brown es ex piloto y constructor, así que, para su momento, le ofrecieron dirigir el equipo Chevron Formula 2. Allí, inmediatamente, conoció al jefe Project Four Racing, Ron Dennis.

En el año 1978 y finales de ese año, Brown se unió a Dennis en el Project Four, y en 1981 ambos tomaron una participación mayoritaria en el equipo McLaren de Fórmula 1. En ese tiempo, cuando Brown fue director en McLaren, el equipo había ganado siete títulos de Constructor y ocho Campeonatos Mundiales de Pilotos.

Pero, en el año 1989, Brown fue el principal protagonista para la financiación del proyecto de Gordon Murray cuando elaboró el mejor deportivo del mundo y, por tanto, de McLaren Cars. A finales del año 1995, Creighton Brown recibió su personalizado F1 con el destacado número 29, pero se dice que pocas veces lo utilizó porque se movía con uno de los prototipo de F1.

Se mostró en Sinaloa la primera vez 

McLaren y la leyenda de uno de sus coches; como fue que se perdió en Sinaloa. Foto: motorpasion

Es aquí donde comienza el misterio del chasis número 39. No se trata solo del coche de Craighton Brown porque apenas se sabe de él, lo que más se sabe es que, por el año 2003 y 2004, se dejó mostrar por Culiacán, Sinaloa. Su frontal tenía una matrícula inglesa “P440CPJ”; sus neumáticos eran de color dorado al más puro estilo para esa época.

Ver también

El único problema es que esa matrícula es de diciembre de 1996 y el chasis 39 es del año 1995. Ahora, lo que realmente genera problema es que, esa matrícula es del famoso McLaren F1 GTR, con decoración amarilla y verde de Harrod’s. Dicho coche estuvo matriculado en el Reino Unido desde 1996, quiere decir que el dueño no pudo vender su matrícula a otra persona.

En pocas palabras, no está claro que el auto esté ni siquiera matriculado e importado correctamente en México. Por ende, como el coche se mueve o se movía por Sinaloa, se dice un montón de leyendas sobre el dueño del vehículo.

Se sabe que un narco de ese tiempo obtuvo un modelo 
McLaren y la leyenda de uno de sus coches; como fue que se perdió en Sinaloa. Foto: motorpasion
Lo más loco de todo esto es que cuenta con un jefe del cartel de la droga de Culiacán, considerado como el más poderoso de América ya que este sujeto compro en Inglaterra el  coche y lo importo para México. Como bien se sabe, un narco nunca llega a la edad de jubilación, así que a este lo habían asesinado en un cartel rival. Por tanto su familia habrían escondido el coche en una granja y se perdieron las llaves. Hasta McLaren que mantiene un registro de todos sus modelos fabricados ha perdido el rastro del chasis número 39.
Y para terminar, solo podremos decirle algo importante. Puede que este McLaren F1 número 39 se convierta para McLaren en lo que el Type 57 Atlantic “La Voiture Noire” es para Bugatti, un pequeño unicornio que no se sabrá jamás que habrá pasado con el coche. Y es que, respecto a la situación en Sinaloa, no están bien las cosas como para ponerse a husmear por las granjas de la zona.

 

Fuente:

motorpasion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here