¿Por qué se están incendiando los autos en Venezuela? «Gracias a Dios estamos vivos»

0
299
POR QUÉ SE ESTÁN INCENDIANDO LOS AUTOS EN VENEZUELA

En Venezuela se ha registrado un aumento en el número de incendios de vehículos durante los últimos años, generando preocupación y desconcierto entre la población. Los incendios han sido reportados en diversas regiones del país, y algunos ciudadanos se han visto afectados por la pérdida total de sus vehículos y pertenencias. La situación ha generado diversas hipótesis y especulaciones sobre las causas detrás de estos eventos.

¿Qué está causando la creciente ola de incendios de vehículos en Venezuela?

Con el rostro y los brazos vendados por las quemaduras, José Faría se consuela diciendo «Gracias a Dios estamos vivos», después de que su taxi fuera consumido por las llamas en Maracaibo, Venezuela. José, de 42 años, es una de las víctimas de una epidemia de autos incendiados que ha provocado cuestionamientos sobre la calidad de la gasolina en el país.

Ver también: MÉXICO – Vuelven a bloquear con autos incendiados Celaya, Guanajuato

«Todo sucedió muy rápido», dijo a la AFP, mientras yacía en su cama con vendajes que cubrían gran parte de su cuerpo. A pesar de que las personas intentaron ayudar, no había extintores, arena o agua, lo que permitió que el fuego se propagara sin control.

«Del carro solo queda la hojalata calcinada en el estacionamiento de la línea de taxi».

Según cuenta José, él y su esposa Leydi se encontraban en la fila para cargar gasolina cuando escucharon un ruido extraño en el asiento trasero del vehículo. Al bajar para investigar lo que sucedía, ocurrió una explosión que le causó quemaduras de segundo grado en gran parte del cuerpo.

Leydi también resultó herida en el antebrazo derecho, aunque sus quemaduras son menos graves que las de su esposo. La falta de extintores, arena y agua en la estación de servicio hizo imposible controlar el fuego y evitar que el vehículo fuera completamente consumido por las llamas.

José se siente agradecido de estar vivo, pero está indignado por la falta de medidas de seguridad en las estaciones de servicio y se une a los cuestionamientos sobre la calidad de la gasolina en Maracaibo, Venezuela, donde se han reportado varios casos de autos incendiados.

«Perdimos nuestra fuente de trabajo, pero gracias a Dios estamos vivos», insiste José con resignación.

Cada día se registran casos similares en Maracaibo, la otrora capital petrolera del país ubicada en el estado Zulia, en la frontera noroeste con Colombia. Videos de vehículos incendiados inundan las redes sociales y el cuerpo de bomberos recibe un promedio de cuatro llamadas diarias por vehículos que se incendian repentinamente, según fuentes anónimas por temor a represalias.

La línea telefónica de emergencia también reporta situaciones similares.

“Fallas en las refinerías”

Aunque la empresa estatal de petróleo, Petróleos de Venezuela (PDVSA), niega que los incidentes estén relacionados con la baja calidad de la gasolina que se distribuye en Maracaibo, expertos en la materia cuestionan esta afirmación.

«Ha habido fallas en las refinerías» del complejo de Paraguaná, «encargado de procesar, refinar y distribuir los combustibles para el estado de Zulia», dice Hugo Hernández Raffalli, exdirectivo de PDVSA, a la AFP.

La situación ha llevado a la importación de combustibles de «pésima calidad en detrimento del parque automotor local». Expertos coinciden en que, debido a la falta de solventes, se distribuye una gasolina muy corrosiva con una alta concentración de azufre, lo que daña las bombas de combustible y aumenta los riesgos de incendio.

Durante más de una década, Zulia ha sufrido una escasez crónica de combustible, agravada por el contrabando hacia Colombia, mientras que el Estado mantenía subsidios desmesurados -reducidos en 2020- que hacían que la gasolina fuera prácticamente regalada, llegando a costar un huevo en un supermercado lo mismo que 90 millones de litros de gasolina en 2019.

“No te das abasto”

Ibsen Chacín, de 52 años, revisó en su taller mecánico 25 autos con bombas de gasolina defectuosas en un período de dos semanas.

«Los carros se quedan en plena vía y lo llaman a uno para que resuelva, pero a veces no das abasto por la cantidad de carros varados. Ellos (PDVSA) dicen que la gasolina está perfecta, pero, ¡qué va!», dice a la AFP. «Por muy malos que sean» los repuestos, «no es posible que solo duren días», alerta.

María Urdaneta tuvo que cambiar siete veces en menos de tres semanas la bomba de la gasolina de su camioneta.

«Vivimos en un estrés por si se te accidenta el carro o, peor, por si se te incendia», dice esta comerciante de 47 años. «Esto no es normal, es una renta constante y un desgaste enorme. Si sigo a este ritmo, tendré que parar el carro y moverme en un scooter».

En un país donde el salario mínimo mensual equivale a tan solo 5,25 dólares, la pila se vende a un precio de entre 15 y 30 dólares. Además, esta semana el presidente Nicolás Maduro ha aumentado las bonificaciones extra hasta 70 dólares.

Debido a esta situación, la venta de extintores ha experimentado un notable aumento, según los comerciantes locales. Estos productos son exhibidos en las vitrinas de las ferreterías como un artículo «premium», con precios que oscilan entre 5 y 20 dólares.

“Sommeliers”

Ante la avalancha de quejas recibidas, PDVSA ha iniciado una campaña en redes sociales para respaldar la calidad del combustible que distribuye. En uno de los videos de esta campaña, Yamarú Durán, especialista en control de calidad del Instituto de Tecnología Venezolana para el Petróleo (Intevep), afirma que la gasolina suministrada en Zulia ha superado todas las pruebas rigurosas.

En otro video, un funcionario muestra un bidón de plástico y lo pasa entre varias personas mientras insta a la comunidad a oler el combustible en una estación de servicio, según el mensaje publicado por PDVSA en Twitter.

No obstante, diversas páginas web y cuentas de redes sociales dedicadas al humor han optado por ironizar sobre la situación. Por ejemplo, ‘El Fake Post’ publicó: «PDVSA crea la primera Academia de Sommeliers de Gasolina».

Las causas detrás de la creciente ola de incendios de vehículos en Venezuela son multifactoriales y aún no se han determinado con certeza. Sin embargo, algunos expertos sugieren que la falta de mantenimiento y el uso de combustibles de baja calidad podrían ser factores determinantes en estos eventos.

Además, la situación económica y política del país también ha sido señalada como un posible detonante, debido a la escasez de repuestos y la falta de inversión en infraestructura vial.

Redacción por Gossipvehículos/Fuente: www.lapatilla.com