Nuevo revés para Toyota: Faltas en pruebas de choque afectan a tres modelos más en Japón

0
34

El escándalo que sacude a Toyota y su subsidiaria Daihatsu por irregularidades en las pruebas de choque suma un nuevo capítulo: siete modelos más se ven afectados por las faltas encontradas.

Tras confirmarse que varios modelos no cumplían con los estándares gubernamentales y aun así fueron entregados a miles de clientes, la investigación continúa revelando más casos. Como consecuencia inmediata, el envío de los modelos Yaris Cross, Corolla Axio y Corolla Fielder a clientes en Japón ha sido suspendido.

Toyota Corolla Axio

Toyota celebró una conferencia de prensa para explicar la situación. El presidente Akio Toyoda informó que el 31 de mayo se notificó al Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo de Japón sobre las pruebas realizadas por la compañía que no se ajustaban a los estándares requeridos.

Shinji Miyamoto, director general del Customer First Promotion Group, brindó detalles sobre las irregularidades encontradas. En el caso del Crown e Isis, se utilizaron datos de pruebas de desarrollo para la solicitud de certificación, manipulando las condiciones de la prueba para generar resultados más favorables.

Ver también: Toyota Hilux 2024: Poder híbrido ligero llega a México, conoce su precio

Para el Corolla, se repitió la estrategia de utilizar datos de pruebas de desarrollo con condiciones más severas para evaluar el daño a peatones. El ángulo de impacto de 50 grados establecido por la ley se modificó a 65 grados. Cabe destacar que los modelos Axio y Fielder se basan en el Corolla de la generación anterior y siguen disponibles en Japón como vehículos de flota.

Otras irregularidades detectadas incluyen el uso de datos incorrectos en pruebas para el Corolla, Sienta y Crown, la utilización de una barrera móvil con mayor peso del reglamentario en pruebas de colisión trasera para Crown y Sienta, y la omisión de repetir una prueba para el Yaris Cross tras un cambio en las regulaciones.

En el caso del Lexus RX, se ajustó el sistema de control del motor para alcanzar la potencia requerida en una prueba de verificación, falseando los resultados para obtener la certificación.

Toyota asegura que los vehículos afectados no presentan problemas de rendimiento que pongan en riesgo la seguridad de los usuarios, por lo que no es necesario que suspendan su uso. Sin embargo, la compañía ha detenido temporalmente el envío de los modelos Corolla Axio, Corolla Fielder y Yaris Cross a clientes en Japón.

El escándalo continúa desarrollándose, con la investigación en curso y las repercusiones para Toyota aún por definirse. La compañía enfrenta un duro desafío para recuperar la confianza de sus clientes y las autoridades, mientras que las dudas sobre la seguridad de sus vehículos persisten.

Redacción GossipVehículo con fuente motor1.com