Nio permite a los conductores cambiar las baterías y ponerse en marcha en 5 minutos

0
291

El fabricante de autos chino, Nio, ha introducido un plan de intercambio de baterías que hace que el precio de un auto eléctrico sea $10.000 más barato.

A pesar de que los rangos de los vehículos eléctricos aumentan y la infraestructura de carga continúa creciendo, es aún más fácil y rápido recargar un vehículo de combustión interna. Para algunos, tener que ir a la estación de servicio supera los beneficios de tener un vehículo eléctrico. Nio es consciente de esto, y tiene una solución: baterías intercambiables por suscripción.

La compañía lanzó un modelo de suscripción de batería como servicio (BaaS), que permite a los propietarios lidiar con las necesidades de carga instalando un paquete de baterías nuevo en cuestión de minutos. Los usuarios tienen la opción de registrarse para diferentes tamaños de batería y hacer el cambio en estaciones especiales de Power Swap. Este servicio permite a Nio vender vehículos sin batería. En pocas palabras, se trata de “baterías no incluidas” a gran escala y, según Nio, puede ahorrarles a los compradores alrededor de $10 mil en el precio de un vehículo.

Las baterías son la parte más cara de un automóvil eléctrico. Al eliminar esa gran cantidad de productos químicos que se encuentran en el vehículo del precio, Nio está abordando el punto de precio más alto de los vehículos eléctricos.

Las baterías intercambiables también ofrecen opciones de viaje. El cambio tarda un promedio de tres a cinco minutos en realizarse en una de las estaciones Power Snap de Nio, lo cual está a la par con conseguir gasolina. Además, abre la posibilidad de cambiar a diferentes tamaños de paquetes de batería, de modo que una persona puede actualizar o degradar su suscripción a medida que vayan cambiando sus necesidades. Un paquete de 70.0 kWh con seis intercambios por mes tiene un precio de alrededor de $142. Para aquellos que no quieren cambiar las baterías pero aún necesitan el paquete, el costo es de aproximadamente $12 al mes.

VER MÁS – Volkswagen Golf GTE HyRACER: el híbrido más potente y con grandes mejoras

En China esto ha estado funcionando: la tecnología de intercambio de baterías de Nio ha estado disponible desde 2014 y, en junio del 2020, la compañía ha completado 500 mil intercambios de baterías.

Sin embargo, es poco probable que este tipo de estación aparezca en Estados Unidos en un corto plazo. Por un lado, Estados Unidos está aún trabajando en la construcción de su propia infraestructura de carga. En este momento, Tesla ha tomado la iniciativa en esto, pero no todos los que poseen un vehículo eléctrico tienen un Tesla, y a medida que aumenta la capacidad de la batería, se debe satisfacer la necesidad de cargadores de alta velocidad antes de que se implemente un sistema completamente nuevo.

Cuando se le preguntó sobre la tecnología de cambio de batería al portavoz de VolkswagenMark Gillies, éste dijo a Car and Driver“nuestros datos indican que solo entre el 3 y el 5% de todos los conductores de vehículos eléctricos utilizan la carga rápida como una opción para aprovechar la batería”.

“Además de eso: una instalación de cambio de batería es muy costosa porque solo puede llevar un automóvil a la vez y es necesario trabajar de manera automatizada debajo del vehículo debido a la suciedad, nieve, etc., que pueden quedar atrapados dentro y alrededor del tren de aterrizaje”, añadió.

Sin embargo, VolkswagenTeslaGM y otros fabricantes están trabajando para asegurarse de que sus vehículos se carguen más rápidamente a medida de que aumentan las capacidades.

Redacción de GossipVehículo y fuente: Car and Driver

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here