¿Conviene reparar una llanta rota por un lado?

0
1238

Si tienes un neumático roto por un lado y estás pensando en repararlo, no lo hagas sin antes leer este artículo. Acá te explicamos si conviene reparar una llanta rota por un lado y cómo hacerlo.

Reparar o reemplazar una llanta defectuosa

Mantener las llantas de nuestro auto en óptimas condiciones es clave para evitar posibles accidentes al conducir. Sin embargo, con el paso del tiempo pueden comenzar a presentar problemas, y reemplazar los neumáticos es un gasto que no todos están dispuestos a hacer.

Para nadie es un secreto que los cauchos del carro pueden convertirse en un gran dolor de cabeza, sobre todo cuando empiezan a mostrar signos de deficiencia, bien sea pinchazos, reventones y daños en los costados.

Es posible reparar una llanta defectuosa, sin embargo todo va a depender de la gravedad del problema. Si se trata de un simple pinchazo se puede reparar con una llanta de refacción o un kit de reparación de llantas.

Pero, ¿qué hacer cuando el daño es en los costados de las llantas? Las cosas podrían ser más complicadas en ese caso. Es como intentar reparar un hueso roto con cinta adhesiva: sencillamente no se sostiene.

Ahí es donde los conductores se preguntan, ¿conviene reparar una llanta rota por un lado?, ¿puedo seguir conduciendo con daños en los costados de los neumáticos? Esas y otras interrogantes las vamos a despejar en esta guía.

Ante todo evite comprar las marcas de neumaico de peor calidad

¿Qué es un flanco de neumático?

Un neumático de un carro está formado por diferentes partes esenciales, y una de ellas es el flanco o costado. Se encarga de proteger la carcasa y es el compuesto que resiste la modificación de la estructura de la llanta al estar en contacto con el terreno.

El flanco es la parte lateral de la llanta que se encuentra entre el hombro y el talón. Su principal función es brindar protección a la carcasa del caucho. En esta zona es donde habitualmente aparece toda la información del neumático, fabricante, Marca, dimensiones medidas etc.

Una llanta con problemas en el flanco puede significar serios problemas, ya que las capas dañadas hará que la construcción se debilite y provoque inestabilidad o explosiones.

Pero el flanco en sí mismo también soporta el neumático: la rigidez del flanco está directamente relacionada con el rendimiento del neumático. Las llantas de rendimiento generalmente son más rígidas para una mayor capacidad de respuesta y estabilidad.

Desafortunadamente, los costados de las llantas son un gran problema y no se pueden reparar de forma tan sencilla. Imagínese arreglar un piso con goma de mascar, resulta prácticamente imposible.

Pero todo va a depender de que tan grave sea el daño que presente la llanta, ya que hay algunos daños en los costados de los cauchos que se pueden corregir exitosamente.

Te puede interesar: Cómo cambiar una llanta de carro

Diferentes tipos de daños en los costados de las llantas

Los costados de un neumático pueden dañarse por diferentes razones y de varias formas. Lo más importante es verificar los cauchos de su auto de manera frecuente para asegurar que estén en buen estado y no presenten ningún tipo de daños.

A continuación te explicamos todos los diferentes daños en las partes laterales de las llantas que deberían preocuparte:

1: Goma de la pared lateral astillada o rota

¿Conviene reparar una llanta rota por un lado?

Uno de los problemas más comunes que presentan las llantas en sus partes laterales es el caucho astillado. Se origina  cuando la pared lateral de la llanta entra en contacto con superficies ásperas como una piedra afilada o bordillos.

Reparar este tipo de problemas puede depender del tamaño de la astilla. Las astillas varían en profundidad desde unos pocos milímetros hasta un centímetro. Generalmente, las cuerdas o telas de la llanta no quedarán expuestas.

Sin embargo, en algunos casos, las cuerdas pueden sobresalir de los costados del caucho, sobre todo si la pared lateral ha sido perforada o cortada. Este tipo de daños puede debilitar la estructura del neumático, lo que podría ocasionar un reventón o una pérdida repentina de presión de aire.

2: Grietas en los costados de las llantas

¿Conviene reparar una llanta rota por un lado?

Las grietas en los costados del neumático también es otro de los problemas más comunes. A diferencia de las astillas o los cortes, las grietas pueden exponer las capas internas del caucho, poniendo en riesgo su integridad.

En la mayoría de los casos, las grietas en llantas se producen debido a que el caucho ya perdió su vida útil, está vencido o es de baja calidad. Las grietas también se pueden formar al exponer la llanta a rayos UV, temperaturas muy extremas y productos químicos.

Este tipo de problemas se deben resolver con prontitud, ya que una grieta en el neumático puede provocar una pérdida repentina de presión de aire, lo que podría ocasionar que el caucho explote mientras está conduciendo.

3: Bulto en la pared lateral (burbuja)

Las burbujas en los costados de la llanta son muy frecuentes, sobre todo en los neumáticos viejos. Este tipo de problemas puede ocurrir por diferentes razones, una de ellas por sobrecargar o desinflar el caucho.

Si bien las burbujas en las llantas pueden no parecer un problema grave, la verdad es que sí lo es. Significa un problema serio con la construcción interna del neumático. Ocurren cuando las cuerdas internas o las capas del neumático se dañan, lo que provoca una debilidad en la estructura de la pared lateral.

Si las llantas de su auto presentan burbujas o protuberancias, lo mejor será corregir el problema de inmediato. Esto puede comprometer la integridad estructural del neumático y provocar una explosión o pérdida repentina de presión de aire.

Principales causas de daños en los costados de la llanta

¿Conviene reparar una llanta rota por un lado?

Te presentamos las principales causas que pueden provocar daños en los flancos o costados de los neumáticos de su carro:

1: Defectos de fabricación (cauchos baratos)

Una de las causas más comunes por las que los neumáticos suelen dañarse frecuentemente tiene que ver con la calidad del producto. Si compra un caucho barato, es posible que no le dure mucho tiempo.

Hoy día el mercado está repleto de llantas de dudosos fabricantes, en su gran mayoría de China, que ofrecen precios realmente atractivos, inclusive tres veces más baratas que un caucho premium.

Pero no se deje llevar por lo barato. Muchas veces los neumáticos que tienen precios asombrosos no cuentan con una buena calidad y terminan dañándose rápidamente. Estas empresas no fabrican los neumáticos en instalaciones de última generación ni cuentan con un buen control de calidad interno.

Sin embargo, las grietas o protuberancias en los costados de la llanta no es un problema solo de los neumáticos baratos. También hay cauchos premium de alta calidad que se dañan, aunque con mucha menos frecuencia.

Nuestro consejo es que compre neumáticos de fabricantes certificados y reconocidos en el mercado. Así tendrá una mayor seguridad al conducir.

2: Llantas viejas

Los neumáticos tienen fecha de vencimiento, y si no se reemplazan a tiempo pueden comenzar a presentar un sinfín de problemas.

Lo más recomendable es cambiar los cauchos después de cada cierto tiempo para evitar posibles accidentes. Inclusive, si no conduce su auto con regularidad, las llantas igual se dañan.

Debido a los cambios de temperatura, la humedad del aire, los rayos UV del sol y muchos otros factores externos, el compuesto de caucho puede perder su elasticidad con el tiempo y volverse quebradizo.

Todo esto hará que las paredes laterales de sus neumáticos viejos empiecen a agrietarse y exponer las partes internas, lo que podría ocasionar reventones o explosión de la llanta al conducir.

3: Golpear baches profundos o un bordillo

Las llantas también pueden dañarse frecuentemente al caer en huevos profundos, chocar co bordillos o rocas afiladas. También podría suceder si conduce rápido sobre un bache, aunque eso depende de cuánto sobresalga y qué tan afilado sea.

4: Neumáticos desinflados/sobreinflados

Es importante que las llantas tengan la presión adecuada para evitar posibles inconvenientes al conducir. No es recomendable manejar con los neumáticos desinflados o sobreinflados.

Un caucho con mucha o poca presión puede dificultar el rendimiento de su auto, pero eso no es todo, también podría ocasionar daños en las paredes laterales de la llanta.

5: Sobrecargar los neumáticos

Cada llanta tiene una clasificación de carga máxima, es decir, el peso más pesado para el que está diseñado. Poner demasiado peso sobre los neumáticos podría sobrecargar las llantas y provocar daños en las paredes laterales.

¿Se puede reparar una llana rota por un costado?

Todo va a depender de la gravedad del daño, sin embargo en la mayoría de los casos, el flanco de un neumático dañado no se puede reparar.

Algunas tiendas le dirán que el daño sí tiene reparación y buscarán la forma de arreglarlo para hacer que se vea estéticamente bien. Sin embargo, eso no quiere decir que el problema esté arreglado.

Una goma de la pared lateral astillada que tiene solo unos pocos milímetros de profundidad es reparable, pero cualquier cosa más profunda que eso no lo es. El problema principal aquí es que los cortes de mayor profundidad dañan los cordones internos, lo que puede debilitar significativamente la construcción de la llanta y provocar reventones.

Si la llanta tiene protuberancias en los costados, alguna grieta, corte o pinchazo, lo recomendable es reemplazar el neumático por uno en mejor estado, así el mecánico le sugiera reparar la llanta. Recuerde que la seguridad es más importante.

¿Es seguro conducir con daños en los costados de los neumáticos?

No es seguro conducir con llantas defectuosas, sobre todo si el problema está en los costados del caucho. En estos casos es mejor buscar solución y no seguir manejando así.

Usted puede seguir conduciendo su auto si las abrasiones no son tan profundas, sin embargo no es lo aconsejable, ya que la goma astillada podría empeorar con el paso del tiempo.

Si observa grietas, protuberancias o cortes más grandes, debe dejar de conducir de forma inmediata y reemplazar el neumático dañado. También puedes pedirle al mecánico que le aconseje sobre la inspección.

Cómo prevenir daños en los flancos de los neumáticos

Hay ciertas recomendaciones que usted puede seguir para prevenir daños en los flancos de la llanta y así manejar con mayor protección:

  • Realice un mantenimiento adecuado y frecuente a sus neumáticos
  • Verifique la presión de sus llantas una vez al mes, como mínimo.
  • Evite caer en baches, golpear con objetos contundentes mientras conduce.
  • Trate de evitar conducir sobre las aceras, y si necesita hacerlo que sea despacio.
  • Inspeccione sus llantas regularmente para detectar signos de desgaste y daños.

Redaccion gossipvehiculo