RECORDANDO – A un año del lamentable fallecimiento de Charlie Whiting

0
171

Las personas que nos dejan en el plano terrenal siempre están en el recuerdo con todo y Charlie Whiting no es la excepción, hoy se conmemora un año de su partida.

Como todo en el deporte, cuando se nos va un grande en el momento así como también cuando viene su aniversario, es bastante bien visto que las instituciones de las cuales formó parte le tengan un grato recuerdo y este es el caso de Charlie Whiting, quien fuera director de carreras de la Fórmula 1.

Nacido en Kent, Inglaterra en 1952, Whiting falleció a la edad de los 66 años, donde estaba bastante joven para los hechos que se suscitaron en su deceso

Ver también: BOMBA – El gran cambio de escudería McLaren para afrontar con todo la Fórmula 1

La causa de la muerte fue confirmada el año pasado justo antes de disputarse el Gran Premio de Australia y lo dijo la Federación Internacional de Automovilismo: Falleció en Melbourne, a la edad de 66 años, por una embolia pulmonar.  En la madrugada del 14 de marzo, antes de disputarse el Gran Premio de Australia de 2019.

TRABAJO

Uno de sus trabajos fue estar detrás de los equipos de Rally como un técnico para luego correr en ellos durante varios años, pues ahí empezó con las pasiones de las carreras.

Durante el Gran Premio de los Estados Unidos de 2005, Whiting se vio implicado en una controversia cuando los neumáticos que Michelin llevó a Indianápolis no eran seguros para utilizarse. La compañía francesa era incapaz de fabricar nuevas ruedas a tiempo para reemplazar las proporcionadas a sus siete equipos y pidió instalar una chicana en la curva 13 del circuito. Whiting se negó afirmando que sería injusto para los equipos que sí podían correr sin problemas por el trazado existente​ y que el hacer cambios de última hora en el trazado podría exponer a todos los implicados a sanciones legales en el caso de accidente.

De los veinte corredores que fueron confirmados principalmente para la competencia, solamente participaron los pilotos de los tres equipos equipados con neumáticos Bridgestone (Ferrari, Minardi y Jordan). Los otros catorce corredores, todos equipados con neumáticos Michelin, se retiraron a la calle de boxes tras completar la vuelta de formación alegando preocupación por su seguridad.​

En el caso de Whiting nunca se confirmó de que estas teorías pudieron ser ciertas, pues lo que ellos alegaron no se llevó a corroborar y por tanto, salió sin ningún problema de los apuros en los que lo quisieron meter.

Para lo que tuvo que ver con su sustitución, estamos de acuerdo en que tuvieron que hacer “mágia” para lograr conseguir a una persona capaz que pudiera llevar el puesto y, aunque fuera de manera provisional, se supo que su sucesor sería Michael Masi.

Además suplirlo se volvió muy complicado. A veces, con pequeñeces, como el hecho de que se instalaron semáforos que algunos pilotos no podían ver, lo que tardó varias carreras en ser subsanado. Otros, relativos a decisiones deportivas, mucho más importantes. Sin duda alguna, Whiting sabía lo que hacia.

DECISIONES BUENAS Y MALAS

Una de las decisiones que muchos aplaudieron pero que otros aborrecieron fue el simple hecho de hacer una carrera de contacto “leve”. Pues sí, ese contacto leve implicaba en que se podía tocar el monoplaza de tu contrario (incluso el de tu compañero) y sin dañarlo de gravedad sacándolo de foco, podías pasarlo. Por el contrario, si se dañaba algo del auto golpeado, el que ocasionó el golpe llevaba una buena sanción.

Hay muchas cosas que pensar en concreto si de verdad queremos entrar en la siguiente interrogante ¿Charlie Whiting hubiera seguido siendo mejor en el cargo?

Con información

Car And Driver

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here