Opel Alemania tiene problemas para comercializar miles de unidades eléctricas

0
293

La crisis de microchips sigue haciendo estragos en la industria automotriz, por lo que los fabricantes se ven obligados a asignar los pocos componentes que llegan a las unidades de mayor rentabilidad.

Cada fabricante cuenta con su estrategia, y en el caso de Stellantis, se puede decir que acude a una de las más inteligentes. El objetivo es reducir los tiempos de espera al máximo y cumplir con los clientes.

El gigante franco-italiano alarga el plazo entre la presentación oficial de los modelos de sus diferentes marcas y la comercialización. De esta forma, se gana más tiempo para fabricar miles de unidades para enviar de inmediato a los concesionarios.

Lea más: ¿Por qué el Peugeot e-208 será fabricado en España?

Las marcas de Stellantis reciben pocos microchips, las cuales están siendo asignadas a vehículos eléctricos. Sin embargo, en Opel están un poco preocupados.

Opel dirige los microchips a sus modelos eléctricos

Todo riesgo tiene una consecuencia. En el caso de Opel ha dedicado los microchips a los Corsa-e, Mokka-e, Combo-e Life y Vivaro-e, pero ninguno de ellos está teniendo la comercialización esperada.

“Nuestra estrategia permite a los clientes cambiar rápidamente a la movilidad eléctrica. Los clientes de Opel pueden estar seguros de que seguiremos haciendo todo lo necesario para que los plazos de entrega de estos modelos sean lo más breves posible”, señaló Andreas Marx, jefe de Opel Alemania.

La división alemana del Opel insta a sus clientes a cambiarse a la movilidad eléctrica, adelantándose al nuevo objetivo que Opel se ha marcado: en 2028, toda su gama será completamente eléctrica.

Para animar a los clientes, la firma promete un plazo de entrega menor a 20 semanas, cinco meses, para disponer de un vehículo 100% eléctrico.

Redacción Gossip Vehículos Fuente: Motor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí