Ford Mustang Shelby GT500 1967 en venta, precio (+10 increíbles características)

0
1976

El Shelby GT500 es uno de los vehículos clásicos más fascinantes y veloces del mundo, quizás ya han pasado muchos años desde su fabricación pero eso no quiere decir que su popularidad haya muerto, pues la misma sigue más viva que nunca e inclusive hay numerosos entusiastas que definitivamente invertirían en una máquina monstruosa como lo es este auto, pero ¿sabes que es lo mejor? que existe esa posibilidad de comprarlo; de modo que si tú eres uno de esos entusiastas y deseas este Shelby para añadirlo a tu colección, vivir la gran experiencia de conducirlo o cualquier otro motivo que puedas tener, aquí vamos a brindarte una opción de compra y además 10 cualidades que son totalmente justificables para explicar el porqué este clásico sigue siendo tan especial para tantos. 

También podría interesarte: Mejores páginas de venta de autos clásicos deportivos baratos.

Ford Mustang Shelby GT500 1967 en venta

Como lo puedes ver en la imagen, hay disponibilidad para hacerse dueño de este gran automóvil por precios en subastas que van desde los US$ 101.600 hasta los US$ 254.995, y todo por medio ebay, la cual como bien se sabe es un sitio web confiable y agradable. 

Ver Shelby GT500 67 en venta

10 características especiales del Shelby GT500 67

1.Motor increíble

El motor de este auto era una cilindrada de 428 pulgadas cúbica y la unidad V8 de varilla de empuje refrigerada por agua, generaba una potencia nominal que iba desde los 355 hp hasta los 5.400 rpm, además de un torque de que rondaba entre los 3.200 rpm hasta los 4200 lb-ft, aunque estas estadísticas en realidad es posible que se hayan quedado cortas para lo que en realidad podía hacer dicho motor.

Claro que el motor no llegaba a lo que ofrecian los motores de 427 pulgadas cúbicas que contenian los Ford GT40, pero de igual forma si tenia la bastante potencia como para convertir al Shelby GT500 en toda una furia de 4 ruedas.

2.Rendimiento admirable

Ofrecía un rendimiento excelente en el que podía fácilmente pasar de un arranque parado a 60 mph en unos 6,19 segundos en caso de que las llantas se engancharan estando de forma vertical. Asimismo, era capaz de completar un sprint en tan solo 14.5 segundos a 101 mph en donde podía continuar aumentando su poder hasta alcanzar una velocidad máxima de 130 mph.  

3.Exterior distinguido

Inicialmente este auto lucia como un Mustang fastback común y corriente pero con ciertas evidencias que revelaban su verdadera identidad. Con el tiempo, se le fue incorporando un filtro de insectos de metal y un par de faros juntos que sustituyen a la rejilla cromada de antes y también, cuenta con una pala muy útil que canaliza el aire hacia el dragón del capó. Así como estos rasgos mencionados, encontrarás otros a lo largo de todo el auto, donde también destaca el diminuto alerón de cola de pato en la parte de atrás. 

4.Interiores agradables que no se quedan atrás 

En este aspecto también posee grandes cambios como por ejemplo que los puestos, el panel de instrumentos y los controles se han transferido del Mustang original, pero hay otros añadidos. Adicionalmente, dispone de una barra antivuelco. De igual forma, este auto tiene se ve muy bien complementado en sentido de los cinturones de regazo estándar, gracias a las correas de los hombros. 

Comprar Ford Shelby GT500 1967

5.Sencillo de conducir y suave

Era un auto muy simple al conducir y la dirección asistida es una alternativa gratis que fue muy receptiva, lo cual representaba una gran ventaja. Por otra parte, la aceleración era lo bastante suave y frecuente cuando el motor pasaba de las bajas revoluciones. La presencia de aire acondicionado era otra ventaja gratis; todos estos son factores que ayudaban a que cada aventura en las carreteras montado en este auto fuera extraordinaria y que de seguro aún lo debe ser para aquel que tenga la dicha de comprarlo. 

6.Estaba acompañado 

Te preguntarás ¿Qué significa que estaba acompañado? ¿Acaso su compra incluía algo adicional a todo lo que ofrece el auto en sí? la verdad es que no lo decimos en un sentido tan literal, lo que sucede es que como bien sabemos, Carroll Shelby se especializaba en crear automóviles increíbles y para el año 1967 que fue cuando se fabricó el GT500, resulta que nació otro gran invento denominado el GT350, el cual estuvo aún primero que el GT500 y es otro vehículo asombroso propulsado por un V8 de 289 pulgadas cúbicas que producía de 306 hp a 6.000 rpm y 329 libras-pie de torque a 4.200 rpm. Ciertamente no era el más veloz pero su capacidad le permitía acelerar a 60 mpg en menos de 8 segundos y completar el cuarto de milla en 16 segundos a 89 mph. 

7.Variante del Shelby GT 500 «Unicorn GT500s»

Entre tantos Shelby GT500 fastbacks que se crearon, 2 sobresalieron y uno de ellos fue encargado propiamente por Carroll, se trataba de un convertible que fue adoptado como coche personal del fundador. Posteriormente paso a lucir como un convertible del año 1968 y fue usado para la campaña publicitaria Ford/Shelby en ese mismo año. Adicionalmente a este convertible mencionado, había un cupé de muestra trasera que fue usado como evaluación y como auto prestado. 

8.Otra de las grandes variantes unicorn del Shelby GT500

Llamado el Shelby GT500 Super Snake del año 1967, fue un raro auto que se convirtió en uno de los Mustang más costosos en las subastas a tal punto que llegó a los 2.2 millones para el mes de Enero del 2019. Es tan exclusivo que solo se fabricó una sola unidad para servir de exhibición para Goodyear Company y su marca de llantas Thunderbolt. 

9.El Revology 1967

El Revology es un negocio que tiene su nucleo principal en Florida, Estados Unidos. La misma se encarga de satisfacer los requerimientos particulares de una cartera de clientes adinerados de coches. Esta empresa concibió una edición renovada del Shelby GT500 67, denominada «Revology Shelby GT500», la cual se ha ido innovando en gran medida para cada vez adaptarse más a las necesidades que van surgiendo en los usuarios. 

Relación con el mundo cinematográfico 

Luego de su aparición en la taquillera película llamada «Gone in 60 Seconds» con Nicolas Cage, el Mustang «Eleanor» se ha vuelto todo un icono y se informó que solo se produjeron 11 unidades para esta obra de la pantalla grande, resulta que todos eran una reinterpretación del Shelby GT500 del 67. Posteriormente uno de ellos para el año pasado en el mes de Enero, fue vendido por US$ 1 millón.

Redacciones gossipvehiculo