Uber y Lyft bajo la lupa: Profesora denuncia ‘Discriminación Salarial Algorítmica’

0
227
Discriminación Salarial Algorítmica

El uso de la tecnología en el transporte privado ha revolucionado la forma en que nos desplazamos por nuestras ciudades. Uber y Lyft son dos de las plataformas más populares que ofrecen servicios de transporte en todo el mundo. Sin embargo, un profesor de derecho ha levantado la voz en contra de estas empresas, argumentando que su uso de algoritmos para determinar las tarifas promueve la «discriminación salarial algorítmica».

Un análisis crítico del uso de algoritmos en la determinación de tarifas en servicios de transporte privado

Al abrir la aplicación de viajes compartidos, los conductores pueden ver la cantidad de dinero que ganarán por un viaje específico, pero no está claro qué se utiliza para calcular ese precio. Según un artículo reciente de NPR, la profesora Veena Dubal de la Facultad de Derecho de la Universidad de California sostiene que estas aplicaciones promueven lo que ella llama «discriminación salarial algorítmica».

Ver también: Nuevos requisitos para ser conductor de Uber en Chile «La Ley Uber ya es oficial»

En otras palabras, dos conductores diferentes que realizan el mismo viaje podrían ganar cantidades diferentes de dinero. Aunque los conductores de viajes compartidos han informado sobre esta situación por un tiempo, no está claro por qué ocurre.

A diferencia de los prejuicios de los gerentes humanos que se pueden identificar, las aplicaciones como Uber, Lyft y otras pueden utilizar algoritmos que son opacos para aquellos fuera de la empresa.

Uber ha negado que personalice las tarifas para conductores individuales y ha declarado explícitamente que no se basa en el origen étnico del conductor, su tasa de aceptación ni en ningún historial de viaje anterior. En contraste, un portavoz de Lyft ha afirmado que el documento de Dubal es información sesgada y selectiva.

Sin embargo, el uso de pagos personalizados está preocupando a los reguladores debido a su potencial riesgo. Es extremadamente preocupante para aquellos que reciben pagos, ya que no tienen voz sobre cómo los ve un algoritmo.

“La aplicación es su jefe”, dijo Dubal a NPR. “Pero a diferencia de un jefe humano con el que puedes negociar u ocultar información, los algoritmos saben mucho sobre estos trabajadores”.

Según Dubal, las aplicaciones como Uber y Lyft tratan a sus empleados como contratistas privados, lo que significa que no pueden decirles explícitamente a dónde ir o qué hacer. En cambio, utilizan mecanismos de pago para influir en el comportamiento de los conductores, aprendiendo todo lo que pueden sobre cada trabajador y manipulando el pago para obtener el máximo beneficio de ellos.

Además de la preocupación distópica, se ha descubierto que los algoritmos como estos pueden recrear la discriminación tradicional. Algunas aplicaciones han descubierto que sus algoritmos pagan menos a las mujeres, por ejemplo.

Esto es una preocupación para los reguladores, y la Comisión Federal de Comercio está investigando la cuestión. Las demandas también están evaluando si este tipo de pago constituye una fijación de precios. Sin embargo, aún no está claro si todo esto es estrictamente ilegal, por lo que los conductores de viajes compartidos pueden tener que soportar los caprichos del algoritmo por ahora.

Redacción por Gossipvehículos/Fuente: www.carscoops.com