Škoda Felicia FUN: La pick-up noventera e inolvidable de origen checo (+FOTOS)

0
539
Škoda Felicia FUN, el coche juvenil con carrocería amarilla llamativa. Foto: motorpasion

Škoda Felicia FUN, el coche juvenil con carrocería amarilla llamativa y porque fue popular

Una espectacular carrocería de color amarillo y su capacidad de pasar de dos a cuatro plazas, esta era la presentación del Škoda Felicia FUN, una pick-up bastante elegante y como modelo llamativo. Nació para conquistar al extravagante público, además de convertirse en su momento como uno de los modelos más singulares de la marca checa.

Llamado Felicia FUN, una variante de la Škoda Felicia Pick-Up, para ese entonces era un modelo insípido, especialmente porque las camionetas no han disfrutado en Europa la popularidad como la tienen en Norteamérica. Ahora, esta versión exitosa se fabricaron 4.016 unidades, pero antes, queremos contarles su historia e inicio.

Nacimiento y origen del Škoda Felicia FUN

Škoda Felicia FUN, el coche juvenil con carrocería amarilla llamativa. Foto: motorpasion

Paseaba en el año 1991, cuando Škoda estaba convirtiéndose en la cuarta marca que favorecía el paraguas del Grupo Volkswagen. Esto supuso un antes y después para los modelos, sobre todo a nivel estético y/o tecnológico.

Así que, en pocas palabras, el 1ero Škoda por el cual se beneficio fue el Felicia y, aunque su base era la misma que su antecesor (el Favorit), venía acompañado de una excelente calidad. Estamos hablando de 1.187 componentes nuevos, mejorados tanto en el nivel confort como de seguridad. Era un éxito en República Checa, más cuando traía esos nuevos toques potenciados.

Como dato importante, este modelo nació en el año 60, pero fue presentado a finales de 1994, por lo que se entiende, su producción empezó de manera inmediata. Un utilitario de cinco puertas, y este vino acompañado de otras variantes. El familiar Felicia Combi, el comercial Felicia Van Plus y la Felicia Pick-Up.

Ver también:

Ese año, Škoda exhibió en el Salón de Frankfurt dos modelos pick-up y bautizados como Favorit FUN, destacando su parte trasera que era eléctrica, añadiendo sus dos asientos adicionales en la caja, por lo que al poco tiempo el protagonista heredó parte de esta singularidad. 

Fue presentado en un importante salón, tanto su aspecto externo como interno

Škoda Felicia FUN, el coche juvenil con carrocería amarilla llamativa. Foto: motorpasion

En 1995 (y meses después de la llegada del Felicia), el Salón de Ginebra fue el escenario para presentar el Škoda Felicia FUN. Bien habrán visto que su carrocería fue de color amarillo, además de sus defensas totalmente oscuras. Además, en aquel entonces, ese color era el único disponible, por lo que sería un coche de aspecto juvenil y, por ende, muy llamativo.

Sus neumáticos también eran parte del juego importante y su tapicería negra con bordes amarillos también. Y aunque no lo crean su principal público eran jóvenes, pues para la firma y ese Felicia FUN representaba un aspecto para amantes del ocio, así que esos chicos eran su fuente. Esta pick-up medía 4,24 metros de largo, 1,68 de ancho y 1,46 metros de largo.

Škoda Felicia FUN, el coche juvenil con carrocería amarilla llamativa. Foto: motorpasion

Otro dato por resaltar es que quedaba espacio suficiente en la caja de la pick-up, unos 1.370 milímetros a los 850 milímetros. Ahí el espacio era perfecto para tablas de surf, bicicletas, útiles de camping o de escalada, y el suelo estaba laminado de madera de abeto (también llamativo).

Esto le sumamos que venía acompañado de hasta tres opciones mecánicas de cuatro cilindros, pero no destacaban precisamente por su elevada entrega. Aunque como dato importante es que no debemos olvidar que, respecto a otras pick-up, Škoda Felicia FUN era muy pequeña.

Hoy en día está a la venta en páginas de coches usados

Škoda Felicia FUN, el coche juvenil con carrocería amarilla llamativa. Foto: motorpasion

Ahora, en cuanto a sus CV, queremos acotar que podía asociarse un propulsor diésel de 1.9 litros y 64 CV, o de dos gasolinas: uno de 1.3 litros y 68 CV y otro de 1.6 litros de 75 CV, en su momento era una opción aceptable ya que le permitía a la camioneta a alcanzar una velocidad máxima de 163 km/h.

Škoda, a sol de hoy, asegura que esta pick-up noventera es la más alardeada de todas las versiones Felicia en el mercado de segunda mano, principalmente por ser la más original, su color de carrocería y por ser más limitada al resto de sus variantes.

En realidad, si buscamos en webs de coches usados, hay varios ejemplares a la venta hoy en día. Una de ellas (que aparenta estar en buen estado) se vende en Tenerife, y su precio es de 3.500 euros y con solo 150.000 kilómetros recorridos.

Fuente:

motorpasion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here