Solución – Caja de cambios manual no entran las marchas (especialmente la primera ni la segunda)

0
19

Si bien la transmisión manual no es tan popular en estos días, todavía hay muchos automóviles de este tipo circulando en la carretera. Resulta conveniente, para aquellos que tienen un vehículo de transmisión manual, asegurarse de que funcione de la mejor manera. Uno de los principales problemas de estos carros puede estar dado por la dificultad para que entren las marchas.

Algunas de los defectos son fáciles de reparar, mientras que otros pueden ocasionar que sea necesario pensar en un reemplazo. La razón más común de los atascos en la transmisión manual es un embrague o sistema de embrague hidráulico defectuoso. La caja de cambios también puede estar dañada por el funcionamiento defectuoso de los engranajes o los anillos sincronizadores. También resulta importante verificar el nivel de líquido de la caja de cambios, otra posible fuente de problemas.

Ver también: Son pocas – 5 camionetas crossover y suv que vienen con transmisión manual

Aquí, a continuación, un examen sobre las 6 causas principales de que una transmisión manual sea difícil de operar, lo que puede contribuir a que el automóvil vuelva a la carretera más rápido.

6 causas de porque la caja de cambios manual se queda trabaja

  1. Sistema hidráulico defectuoso

Lo primero que hay que chequear cuando la transmisión es difícil de cambiar es el sistema de embrague hidráulico, el lugar más común donde las cosas pueden salir mal cuando se trata de este problema.

Dentro del sistema de embrague hay un cilindro maestro y otro esclavo. El cilindro maestro funciona como bomba y puede ser propenso a tener problemas. A veces, puede tener fugas o dejar de funcionar, provocando una interferencia con el desplazamiento del fluido. Esto genera que la transmisión sea difícil de cambiar y las marchas no entren. Al mismo tiempo, puede generar que el pedal del embrague funcione de forma errática.

Los automóviles con transmisión manual generalmente tienen un cilindro maestro instalado cerca del pedal del embrague y un cilindro esclavo instalado en la transmisión. Un cilindro maestro o esclavo con fugas puede resultar en burbujas de aire en el sistema hidráulico que harán que la transmisión sea difícil de cambiar.

Se puede intentar purgar el sistema de embrague, y si entrar las marchas se vuelve más fácil, existe una probabilidad significativa de que un cilindro maestro o esclavo en mal estado haya causado el problema, que también puede ser originado por fugas en las líneas hidráulicas.

  1. Sistema de embrague dañado

Si la placa de presión del embrague está desgastada o dañada, puede hacer que el embrague no libere la potencia necesaria entre el motor y la transmisión. Esto hará que la transmisión sea muy difícil de cambiar.

Si se puede sentir un bamboleo o cualquier sensación extraña en el pedal del embrague al conducir, existe un gran riesgo de que la placa de presión del embrague esté desgastada o dañada.

El inconveniente también puede ser causado por defectos en un disco de embrague, una horquilla de liberación o en un cojinete de liberación. Si existen sospechas sobre que el problema se encuentra dentro del embrague, es importante inspeccionar todas las piezas correctamente.

Para ello, en la mayoría de los modelos de automóviles, es necesario quitar la transmisión para inspeccionar correctamente las piezas del embrague. Por lo tanto, es necesario asegurarse del buen estado de las piezas hidráulicas antes de revisar el embrague.

  1. Engranajes dañados

Si el sistema hidráulico y el embrague están bien, solo hay un lugar más para buscar el problema. Esto es dentro de la caja de cambios, lo que requiere de algunas habilidades y solo debería ser hecho por expertos.

El sistema de transmisión manual contiene varias marchas. Algunos pueden tener cuatro marchas y marcha atrás, mientras que otros tienen una quinta y hasta una sexta marcha.

Entre la primera y la segunda o entre la cuarta y la quinta también hay un engranaje cubo. Si alguno de estos engranajes se daña, se notarán problemas para cambiar entre ellos.

  1. Anillo sincronizador defectuoso

En adición, el anillo sincronizador contiene pequeños dientes, lo que permite que el manguito del cubo se acople fácilmente. Este mecanismo debe funcionar correctamente para que la transmisión entre en la marcha principal.

Si el anillo sincronizador se daña, no puede acoplarse correctamente con el manguito del cubo. Eso es lo que causa problemas de cambio notables.

  1. Manga del cubo desgastada

Junto con el engranaje de cubo, el manguito es la pieza responsable del funcionamiento de los engranajes principales. También se puede conocer como el eje sincronizador y se mueve hacia la derecha o hacia la izquierda, según la forma en que se haya cambiado la marcha. Este manguito mantiene los dientes del engranaje del cubo sincronizados con los dientes del anillo.

Cuando el manguito del cubo se daña o se desgasta, la sincronización falla. Como resultado, se notarán problemas para cambiar y las marchas no entrarán con suavidad.

  1. Tipo de aceite para engranajes bajo o incorrecto

Al seguir el programa de mantenimiento recomendado para cada vehículo es necesario enjuagar o cambiar regularmente el líquido de la transmisión. Si el líquido envejece o hay una fuga, los engranajes no pueden recibir la cantidad adecuada de lubricación.

Peor aún, si la transmisión funciona sin la cantidad correcta de aceite, para que los engranajes se mantengan limpios, es posible que sufra daños. Sin esta lubricación, el cambio de marcha se vuelve más difícil. A medida que la afección empeora, es posible que también se escuchen sonidos extraños, lo ya que indica grandes problemas.

Otro problema es que el aceite sea el incorrecto. Para un cambio suave, se necesita el espesor y las especificaciones correctas del aceite para cada engranaje.

Solución al problema de la caja de cambios manual trabada

Lo primero que se debe verificar es el aceite para engranajes, asegurándose que el nivel sea correcto y de que no esté quemado o muy viejo. El siguiente lugar para verificar es el sistema de embrague hidráulico. Se debe comprobar si hay fugas alrededor de los cilindros del embrague e intentar purgar el sistema una o dos veces. Si el problema desaparece, lo más probable es que haya una fuga en algún lugar del sistema hidráulico que deba arreglarse.

Si no hay problemas con el sistema hidráulico, se debe quitar la transmisión para verificar que el sistema de embrague no tenga daños en las partes del embrague, como la placa de presión, el disco de embrague, la horquilla de liberación o el cojinete de liberación.

Ya si no se encuentra ningún problema con el sistema de embrague es necesario verificar las piezas dentro de la transmisión. A menudo, esta es una tarea difícil y definitivamente no debe ser hecho por alguien que no tenga un gran conocimiento de las cajas de cambios.

Redacción gossipvehiculo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here