España – Detienen a los presuntos responsables de quemar más de 50 autos en Cantabria

0
82
Detienen presuntos responsables de quemar autos en Cantabria
Imagen cortesía de Europapress - Detienen presuntos responsables de quemar autos en Cantabria

Detienen a dos varones, de 20 y 28 años, presuntos responsables de quemar más de 50 autos durante el verano en Cantabria. La Guardia Civil ha detenido a uno de Maliaño (Camargo) y otro de Santander, quienes serían los supuestos autores de quemar más de 50 vehículos en Cantabria.

La detención de los mismos se produjo cuando ambos comenzaban en Torrelavega el último de los incendios. En ese momento fueron sorprendidos cargando hasta cinco mecheros y una caja de petardos, según informó la Guardia Civil este sábado en un comunicado.

De acuerdo con lo informado, la investigación inició a principios del verano luego de la quema de hasta diez coches en distintos puntos de la comunidad. En julio, las quemas de turismos “ascendieron notablemente”, con 29 casos, 14 de los mismos ocurridos en Santander.

Detienen a presuntos responsables por quemar más de 50 autos en Cantabria

En total, y hasta la detención de los sospechosos, culminando la llamada ‘Operación Nusku’, se quemaron 52 turismos y furgonetas, estacionados en la vía pública de los ayuntamientos de Piélagos, Reocín, Santander, Camargo, Los Corrales de Buelna, Ribamontan al Mar, Meruelo, Santiurde de Toranzo, Polanco, Argoños y Torrelavega. Igualmente, han sido incendiados contenedores y diferentes mobiliarios urbanos.

Igualmente, la Guardia Civil señaló que, en al menos tres ocasiones, los detenidos pusieron “en grave riesgo” la integridad física de vecinos. Ya que, en incendios producidos en Torrelavega, Santander y Los Corrales de Buelna, la columna de humo llegó a entrar en varias viviendas luego de quedar los cristales de las ventanas acabados y las persianas derretidas por las altas temperaturas.

En lo respectivo con el ‘modus operandi’, la Guardia Civil explicó que los pirómanos empleaban sus coches particulares y prestados por amistades, para transportarse a los lugares donde iban a cometer los actos.

Una vez localizado el turismo que incendiarían, aparcaban su auto en las inmediaciones y se aproximaban a pie.

Cuando se encontraban junto al coche, germinaban el fuego en una de las ruedas delanteras, situando cerca dos petardos. A continuación, dejaban el sitio antes de que las llamas se propagasen. Antes de huir se aseguraban de que el auto estuviese envuelto en llamas, ya que los dos petardos detonaban. Se les considera responsables por los delitos de daños y de incendio.

Fuente: Europapress

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí