Se avecina una nueva crisis en la industria automotriz producto de la interrupción del gas ruso

0
65

Las marcas comienzan a salir adelante tras la crisis de microchips, ya que estos comienzan a llegar a las líneas de ensamblaje para la fabricación de automóviles. Sin embargo, la normalidad está aún muy lejos de llegar.

Wall Street Journal señala que el corte de suministro de gas ruso está ocasionando grandes problemas en la industria europea, una nueva crisis que acusa la falta de esta esencial fuente de energía para la fabricación de materiales como el vidrio para los autos nuevos.

El cristal, una prioridad para Europa pero los proveedores buscan soluciones

Marcas como Volkswagen llevan meses haciendo acopio de ventanillas lunetas y parabrisas para todos sus modelos, llenando los almacenes para no verse obligados nuevamente a parar producciones.

Lea más: Tarifa de 9 euros al mes para trenes en Alemania: estos han sido los resultados

Audi y Porsche, se están haciendo la misma tarea, recurriendo a proveedores fuera de Europa no afectados por la crisis del gas.

De hecho Saint Gobain, uno de los principales fabricantes de cristales para vehículos anunció que estaba reduciendo el uso de energía en sus planes de Alemania, Polonia y República Checa.

Schott AG, un proveedor alemán especializado en pantallas táctiles ya presume de un plan B: almacenar gas licuado y propano. También hay especialistas que cambiarán el sistema de sus hornos para funcionar con gasolina o diesel y no detener la fabricación.

El gas es necesario para mantener las elevadas temperaturas en los hornos, y evitar que el vidrio líquido se enfríe y se seque, lo que provocaría que se pierdan materiales claves. Si bien cada empresa tiene su plan, la Unión Europea incluyó la fabricación de cristal en su lista de prioridades en caso de que el vidrio escasee en invierno.

Redacción Gossip Vehículos Fuente: Motor.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí