La fantástica colección de autos de Elvis Presley (+FOTOS y VIDEO)

0
18
La Coleccion de Autos de Elvis Presley

Elvis Presley solía decir que no había espacio para hacer rumba en un auto deportivo, pero eso no lo detuvo de comprarlos. Te presentamos la magnífica colección de vehículos del histórico rey del rock a continuación.

Este mismo mes, en 1977, Elvis Aaron Presley finalmente dejo el edificio, como él solía decir, a la edad de los 42 años. La histórica leyenda del Rock murió en el trono en su hogar de Graceland y el mundo entero se lamentó… En especial aquellos conectados a la industria automotriz en general (Y específicamente tratos con Cadillac). Porque solo había una cosa que Elvis amara más que la música y hacerse cargo de sus asuntos, y eso eran los autos.

Desde autos muscle americanos a algunos europeos, manejar siempre estuvo en su mente y su éxito musical y cinematográfico significo que puedo alimentar bastante su pasión. Demos un vistazo a su genial colección de autos.

Lincoln (1941)

El primer auto que Elvis compro con su dinero bien trabajado fue un Lincoln de 1941. Era barato, poco confiable, y de acuerdo con el folclor, El Presley antes de ser famoso pasaba más tiempo empujándolo que conduciéndolo.

Sin embargo, este Lincoln no fue realmente el primer auto de Elvis. En realidad, fue un Lincoln Zephyr 1952 que le fue regalado por su padre. Cuando su padre Vernon le entrego la llave, su hijo probablemente estuvo por decir “Gracias, muchas gracias.”

Cadillac Fleetwood 60 (1955)

El primer Cadillac rosa de Elvis fue una versiona de 1954 que él compró de segunda mano por su color distintivo y uso transportar a su banda, The Blue Moon Boys, por los estados sureños. En una entrevista, Elvis lo describió como el auto más hermoso que había visto. “Me estacione afuera de mi hotel el día que lo compre y me quede despierto toda la noche solo mirándolo,” dijo. “Al día siguiente, se prendió en fuego y se quemó a mitad del camino.”

En realidad, Elvis tuvo el auto por unos tres meses antes de que la linea de frenos se prendiera en fuego. Estaba tan molesto, que fue de regreso hasta el concesionario Cadillac y ordeno un nuevo Fleetwood 60.

Era azul y tenía el techo negro, pero Elvis lo hizo pintar “Elvis Rosa” y se lo dio a su madre, Gladys, como obsequio, aunque ella no sabía conducir y nunca tuvo licencia.

Cadillac Eldorado (1956)

Era 1956 y Elvis estaba en Houston, Texas y, como frecuentemente era el caso, se decidió a comprar un auto. Habiendo recién alcanzado su primer #1 en el Billboard con la canción “Heartbreak Hotel”, Elvis decidió hacerse un regalo y eligió un Cadillac Eldorado blanco.

Cuando le pregunto a uno de los vendedores por el, el sujeto en cuestión vio a Elvis con su característico peinado, patillas y zapatos azules y lo ignoro creyendo que malgastaba su tiempo. Eso fue sin duda un gran error. Elvis dejo el edificio y encontró a un sujeto afuera lavando autos detrás del edificio, le pidió que lo acompañara adentro y demando ver al manager. Se presentó, le dijo al sujeto a cargo que quería comprar el Eldorado que estaba allí y que cualquier comisión fuera al lavador de autos que fue “la única persona que lo trato como un caballero”.

Una vez obtuvo su Eldorado, fue a ver al personalizador de autos Jimmy Sanders. “¿De qué color lo quieres? pregunto Sanders. “Este…” respondió Elvis, mientras aplastaba un puñado de uvas sobre el capo.

Messerschmitt KR200 (1956)

Después de la segunda guerra mundial, al fabricante de aeronaves alemán Messerschmitt le fue prohibido fabricar aviones (Crear armas de destrucción masivas para el Tercer Reich resulto ser un mal modelo de negocios), pero se les aproximó un ingeniero llamado Fritz Fend con una gran idea. En lugar de máquinas voladoras, ¿por qué no hacían un auto de tres ruedas basándose en el diseño de un carruaje inválido?

Obviamente Messerschmitt estaba lo suficientemente desesperado para aprobar esta idea y él resulto fue el Kabineroller.

Resulto ser un éxito y más de 40,000 unidades fueron producidas durante la década siguiente, uno de ellos encontrando su lugar en Memphis. No es del todo claro el cómo Elvis adquirió su KR200, pero resistió la tentación de enviarlo de regreso al remitente y en su lugar lo cambio con el dueño de una tienda de ropa masculina, por un enorme descuento en ropa.

Presley obtuvo algunas prendas nuevas, y el vendedor se quedó con el Messerschmitt desde 1957 hasta su muerte en el año 2004.

BMW 507 (1957)

En 1958, el más famoso artista en el mundo fue arrastrado al ejército de los Estados Unidos y termino en una base en Alemania. Por supuesto, Elvis siendo, ya saben… Elvis, no espero limpiar inodoros o vigilar a criminales de guerra. Solo debía obtener un nuevo corte de cabello y encontrarse a si mismo un auto genial para conducir. Primero fue por un Volkswagen Beetle, pero entonces entro en razon y compro un BMW 507.

Un pequeño y genial roadster, solo 254 fueron construidos y por ende se volvió un clásico de culto… De cualquier forma, Elvis le pidió a BMW cambiar el motor del 507 y reemplazarlo con un V8 de peso ligero que hizo repintar de blanco a rojo.

El sargento Presley gusto tanto del auto que lo hizo enviar a los Estados Unidos cuando su servicio militar acabo. Otros dueños famosos de 507 incluyen Alain Delon y Ursula Andress.

Lincoln Continental Mark 5 (1960)

Obviamente, Elvis necesitaba más de un auto mientras estaba en Alemania. Cuando no estaba atravesando la carretera en su 507, Presley prefería respetar sus compromisos oficiales y así es como ordeno un Lincoln Continental Mark 5.

Una vasta limusina V8, solo 83 fueron fabricadas y Elvis pago unos impresionantes en aquel entonces $10,200.

Rolls-Royce Phantom 5 (1963)

Elvis compro su primer Rolls-Royce en 1963 e inmediatamente se encaminó en hacer a este excepcional auto aún más sorprendente. Presley contacto a James Young para hacer unos ajustes. Para empezar quería tener un teléfono, radio Blaupunkt Koln, Llantas blancas Firestone, ventanas eléctricas, aire acondicionado y naturalmente, un micrófono.

El Phantom también vino con un posabrazos que contenía una libreta para escribir, un espejo y un cepillo para ropa, además tenía un gabinete con una licorera y copas. Cinco años después de comprarlo, Elvis dio su Rolls-Royce en una subasta para caridad. En contraste, John Lennon compro un Phantom 5 y lo pinto para que se viera como una camioneta Romani.

Mercedes-Benz 600 (1970)

Amado tanto por déspotas como por estrellas de rock, el Mercedes 600 mostró tanto su increíble ingeniería como su magnífico estilo, mientras que simultáneamente permite al dueño mostrar su impresionante riqueza de la forma más ostentosa posible.

Aunque Elvis no tenía la versión Pullman de seis puertas, su 600 era digno de un rey, aún más de El Rey. Tenía suspensión aérea, un motor V8 de 6.3 litros, control de derrape, aire acondicionado, unas pequeñas cortinas, y todo el resto. Y Elvis tenía dos: uno para su hogar en LA y uno que tenía en Graceland, Memphis. Qué manera de celebrar su retorno en 1968.

Ford Thunderbird (1962)

De vuelta en Memphis después de su servicio militar, Elvis fue a hacer lo suyo con algo de canto y un montón de compras, y eso le dio al vendedor local Ernie Barraso una idea. “Elvis y yo crecimos en el mismo humilde vecindario,” Barraso dijo en una entrevista años después. “Fuimos a diferentes escuelas, pero nos conocíamos. Pensé que él era un poco extraño debido a su cabello largo y la forma en la que vestía, pero siempre fue una persona muy amigable y nos llevábamos muy bien.”

Así que cuando el primer Ford Thunderbird llego al concesionario de Barraso, rápidamente convenció a Elvis de que era el auto para él, y aparentemente fueron las llantas de cable del T-Bird que sellaron el trato. “Vender ese auto fue la emoción de mi vida,” Barrasso admitió.

DeTomaso Pantera (1971)

El DeTomaso Pantera era en esencia el primer auto deportivo producido en masa en América (no contamos al Ford GT porque hicieron muy pocos de ellos) y no fue uno muy bueno. Oh, se veía bien, pero desde el comienzo el Pantera fue plagado con problemas técnicos y fallas mecánicas. Exactamente lo que quieres en un superauto con un motor V8 de 330 caballos de fuerza.

Pero no nos tomes la palabra. Elvis compro uno de segunda mano en 1974 para su aquel entonces novia Linda Thompson y debe haberse arrepentido casi de inmediato.

El Pantera era más famoso por ser tan poco confiable que desde que fallo la primera vez, Elvis se bajó del vehículo, saco una pistola y le disparo. Y tampoco fue la última vez que lo hizo. El auto está ahora en una colección privada, con agujeros de balas intactos.

Ferrari Dino 308 GT4 (1975)

Comprado de segunda mano por El Rey en 1976, poco se sabe sobre como y porque Elvis lo compró. Una teoría es que él compro el auto en Los Ángeles, lo manejo hasta su casa en Memphis y nunca lo volvió a manejar.

Era una gran elección de auto, sin embargo. El primer auto de producción Ferrari V8, el 308 GT4 también tenía el trabajo de cuerpo original (en lugar de el del Pininfarina) y fue el último Ferrari en cargar la marca “Dino” (Nombrado así por el hijo de Enzo Ferrari, Alfredo). El Dino de Elvis aun está en exhibición en el museo de autos de Graceland.

Stutz Blackhawk III (1973)

La Stutz Motor Car Company comenzó producción en Indianápolis en 1911 y en los siguientes 25 años hizo una serie de famosos y lujosos autos (incluyendo el Stutz Bearcat y él rompe-records Stutz Black Hawk Special) que los estableció como una marca americana iconica.Para 1937 estaban en bancarrota, pero en 1968 el nombre fue revivido y en 1971 lanzaron el Blackhawk Series 1.

En aquel momento, costaba 30,000 libras esterlinas, haciéndolo el auto más costoso del mundo y durante el primer año de producción solo 26 fueron hechos. ¿Quién crees que tuvo el primero? Elvis tendría también otros cuatro Blackhawk durante 1970 y su favorito era el Series III por su interior de cuero rojo y cortes con oro.

También fue el último auto que Elvis condujo en su vida. Fue fotografiado llegando a Graceland a tempranas horas del 16 de agosto de 1977 después de una visita al dentista. Tal vez el rey necesitaba una corona.

Cadillac Seville (1977)

El ultimo auto que Elvis compro en su vida, un Cadillac Seville plateado con interior gris. De acuerdo con estimados, Presly compro alrededor de 200 Cadillacs en su vida (incluyendo 32 en una sola mañana), a menudo regalándolos tan pronto como los compraba.

El Seville fue la respuesta de Cadillac a la alza en popularidad de las importaciones alemanas de Mercedes y BMW, pero los puristas de Caddy no estaban convencidos. Elvis, sin embargo, lo aprecio mucho y le instalo una radio CB para poder decirle a su equipo en Graceland que iba camino a casa. Su seguridad abriría la puerta y el cocinero encendería la freidora (Lo único que Elvis gustaba más que el Seville era un buen bocadillo.

Limusina Funebre Tradicional Cadillac Miller-Meteor (1977)

Como no podría ser de otra manera, y hasta después de su partida, Elvis dio su último pase un Cadillac blanco. Posiblemente la historia de fidelidad entre un artista y una marca más extensa de la historia.

Redacción: GossipVehiculo
Fuente: GQ

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí