Por que el auto no arranca cuando hace frío (+ 3 tips para prevenir que suceda)

0
15

¿Por qué a mi auto le cuesta arrancar en las mañanas? Eso será porque hace frío, pero esto no es normal. Los automóviles más antiguos a menudo tienen dificultades para arrancar cuando hacen bajas temperaturas, pero esto no debería suceder en carros nuevos con motores a inyección de combustible. Si en tal caso se presentan dificultades es posible que algo, más allá del clima, ande mal.

Ahora bien, los defectos en los componentes del auto pueden potenciarse con temperaturas rigurosas. El automóvil, por ejemplo, puede tener dificultades para arrancar debido a una batería del carro débil o a un defecto en el sensor de temperatura del refrigerante. También es posible que el motor de arranque o el solenoide no funcionen correctamente. Por otro lado, la causa puede estar el aceite de motor utilizado sea incorrecto para el clima frío.

En cualquier de los casos es necesario encontrar primero la causa y luego una solución para poder volver a las carreteras. A continuación las razones más comunes por las que un automóvil no arranca cuando hace frío y luego algunos consejos para evitar que eso suceda.

5 razones por las que el automóvil no arranca cuando hace frío

  1. Batería débil

La principal apuntada cuando un automóvil tiene problemas en el arranque suele ser la batería. Además, el clima frío puede provocar que un dispositivo agotado falle antes de lo que lo haría en condiciones normales.

Dentro de la batería deben ocurrir reacciones químicas para que haya suficiente energía. Cuando las temperaturas bajan, las reacciones químicas ocurren más lentamente. Si la batería ya estaba fallando, es posible que no haya suficientes reacciones químicas para producir la potencia que necesita el motor de arranque.

A medida que disminuya la carga de la batería, los problemas de arranque serán más frecuentes hasta llegar al punto en el que el auto esté completamente muerto. Sin embargo, no hay que asumir que las baterías están agotadas antes de verificar las conexiones. Si las conexiones están sueltas o hay corrosión en los terminales, es posible que la batería no pueda enviar la energía que produce de manera efectiva.

  1. Aceite de motor incorrecto 

A medida que bajan las temperaturas, el aceite del motor de su automóvil se volverá más espeso. Si el aceite se vuelve demasiado espeso, no circulará correctamente a través del motor, dejando los componentes sin lubricación.

Para empujar el aceite espeso, el motor necesita trabajar mucho más. En última instancia, esto se traduce en problemas para arrancar el automóvil cuando hace frío afuera. Por un lado, es probable que la viscosidad del aceite sea la incorrecta por lo que es necesario cambiar de producto. Pero también es posible que solo se necesite de un cambio de aceite, si es que este acumuló contaminantes y suciedad volviéndose así más espeso.

  1. Sensor de temperatura del refrigerante defectuoso

Cuando el motor está frío, requiere de mucho más combustible para funcionar, especialmente para arrancar. El sensor de temperatura mide la temperatura en el refrigerante y, si está frío, le indicará a la unidad de control de motor que agregue combustible adicional a la inyección.

Por lo tanto, si el sensor está defectuoso, es posible que no se inyecte la cantidad extra de gasolina requerida para el arranque en condiciones de bajas temperaturas. Un sensor de temperatura de entrada de aire defectuoso también puede ser la causa del mismo problema. Los códigos de falla se pueden verificar con una herramienta de diagnóstico para así chequear los sensores y comprobar posibles desperfectos.

  1. Interruptor de encendido defectuoso

El interruptor de encendido inicia los componentes eléctricos del vehículo cuando se gira la llave. Para que el motor arranque y trabaje, el interruptor de encendido debe estar en funcionamiento.

Al principio, un problema en el interruptor se asemeja a los de batería, especialmente si no sucede nada al principio cuando se gira la llave. Sin embargo, si el automóvil tiene energía para los accesorios, como los faros y la radio, eso quiere decir que no hay ningún problema con la batería. En este caso, es necesario probar el interruptor de encendido. En algunos casos, un interruptor de encendido defectuoso puede funcionar de manera intermitente, lo que significa que es posible que arrancar el vehículo después de algunos intentos.

Por otra parte, si el motor gira cuando se pone la llave, el interruptor de encendido no es el problema. Sin embargo, si el motor no arranca y no se escucha un clic cuando se gira la llave, probablemente el interruptor de encendido necesite reemplazo.

  1. Motor de arranque o solenoide defectuoso

El motor de arranque es el responsable de hacer funcionar el motor. Cuando falla, también se puede notar un clic o un zumbido al intentar arrancarlo. Sin embargo, un motor de arranque defectuoso también puede funcionar de manera intermitente, lo que hace posible arrancar el automóvil con cierta paciencia.

Los mismos problemas pueden producirse cuando falla el solenoide de arranque. Esta pieza vital transmite la corriente eléctrica que necesita el motor de arranque. Con el tiempo, la bobina de alambre cilíndrico puede desgastarse y dañarse.

3 consejos para evitar problemas de arranque cuando hace frío

  1. Refugiar al auto

El motor y la batería del automóvil son afectados por el clima frío. Si es posible, hay que mantener el coche en un ambiente templado durante los meses de invierno. Lo más práctico es aparcar el coche en un garaje. Por supuesto, sería aún mejor si este garaje tuviera calefacción, pero eso no siempre es posible.

Si no se puede acceder a una playa de estacionamiento es recomendable estacionar al lado de algo grande. Junto a un edificio o al menos un árbol, el automóvil permanecerá un poco más cálido. Cada una de estas opciones puede hacer que el automóvil se caliente unos grados más que si está estacionado en áreas abiertas.

Si las temperaturas bajan mucho, se puede invertir en un calentador de bloque de motor o un calentador de batería. Estos pueden mantener el vehículo caliente durante la noche, lo que facilitan arrancarlo por la mañana.

  1. Utilizar el aceite adecuado

Las recomendaciones para utilizar el aceite adecuado están en el manual del propietario. La mayoría de los aceites sintéticos fluyen bien incluso cuando las temperaturas bajan, pero es importante que tengan la viscosidad adecuada.

El aceite se clasifica por la forma en que responde a ciertas temperaturas. El primer número representa la clasificación de temperatura de invierno, por lo que tiene una “W” (de winter). Cuanto menor sea este número, mejor fluirá en climas fríos.

  1. Tomar medidas especiales para arrancar el automóvil

Con unos simples pasos, a medida que bajan las temperaturas, es posible tener más éxito al arrancar el automóvil. Para comenzar, hay que apagar todos los accesorios eléctricos que puedan estar funcionando antes de intentar arrancar el motor. De esta manera, toda la potencia de la batería se dirigirá al motor.

Si el motor no arranca de inmediato, no hay que seguir intentándolo inmediatamente. El motor de arranque puede sobrecalentarse rápidamente y provocar otros problemas. Por ello, es conveniente esperar al menos unos segundo antes de probar nuevamente.

En los vehículos con un carburador antiguo era fácil usar líquido de arranque para hacer funcionar el motor, pero eso es imposible en los autos nuevos de hoy en dia. Sin embargo, se puede intentar calentar la batería, tanto envolviéndola en una manta durante al menos una hora como vertiendo agua caliente por encima. Si la batería se está agotando, la temporada fría es el momento de reemplazarla. Las bajas temperaturas suelen ser el golpe de gracia para la vida útil de las baterías que están en su última etapa.

Redacción gossipvehiculo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here