Nuevas motos camufladas de la DGT: cazarán conductores en España

0
70
Nuevas motos camufladas de la DGT -
Imagen cortesía de LA Vanguardia

Nuevas motos camufladas de la DGT: cazarán conductores en España. La nueva estrategia de tráfico regulará las conductas inadecuadas.

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene puesto el foco desde hace unos años sobre los usuarios vulnerables. El órgano a cargo de Pere Navarro le preocupa especialmente la alta tasa de accidentes del colectivo conformado por: peatones, motoristas, ciclistas y conductores de vehículos de movilidad personal.

Desde el año 2018, los mismos representan más del 50% de víctimas mortales en accidentes de tránsito, lo que ha llevado a la DGT a elaborar estrategias con el fin de frenar la numerosa cantidad de accidentes que enfrenta este colectivo.

De esto, los motoristas representan la tasa más propensa a sufrir un accidente mortal. En lo que va de año, 49 conductores de motocicleta han fallecido en la carretera, solo teniendo en cuenta los fines de semana.

VER TAMBIÉN: Los intercomunicadores para motos pueden ser legales en su totalidad muy pronto en España

Esta es la razón por la cual, la DGT decidió crear un plan que garantice la seguridad vial, por lo que tendrán el foco en los motoristas durante los fines de semana momento en los cuales están involucrados en más accidentes de tránsito.

Una de las estrategias efectuadas por los agentes de la Guardia Civil para captar las conductas irresponsables de los motociclistas se trata de vigilar su comportamiento con motos camufladas. Este método ya ha sido detectado en carreteras de Galicia, específicamente en la provincia de Pontevedra, y quizá sea extendida a otros puntos de España.

Imagen cortesía de LA Vanguardia

La Guardia Civil de Pontevedra confirma patrullar los fines de semana

Un miembro del Subsector de la Agrupación de Tráfico de Pontevedra en conversación telefónica con LA Vanguardia confirmó: “Realizamos este tipo de vigilancia puntualmente cuando nos lo ordenan nuestros superiores”.

Las labores de vigilancia tienen lugar en carreteras convencionales que son las que concentran el mayor número de accidentes mortales”, añade el agente.

La Guardia Civil de Pontevedra cuenta con dos motos con el fin de vigilar a los motociclistas. Se encuentran totalmente de civiles, ni los vehículos ni los agentes llevan elementos que les identifique con el cuerpo policial.

Así pasan desapercibidos y pueden seguir a los motoristas. Posteriormente, cuando detectan una infracción, adelantan al motociclista efectuándole indicaciones para detenerse en el arcén.

Estrategia de Tráfico: regular las conductas inadecuadas

Imagen cortesía de LA Vanguardia

Para denunciar al infractor la Guardia Civil se coloca su chaleco reflectante reglamentario, donde se aprecia la inscripción del cuerpo y enseñan la documentación que les acredita como miembros de Tráfico.

Los motociclistas cazados suelen terminar sorprendidos porque nunca sospechan que sea un agente camuflado como civil.

VER TAMBIÉN: ¿Existen coches de cartón de la Guardia Civil en España para engañar a los conductores?

Durante los últimos fines de semana ha aumentado la labor de las patrullas coincidiendo con la llegada de la primavera que refleja un buen tiempo, y con eso, un mayor número de motos.

“Aunque principalmente nuestra labor es controlar a los conductores de motocicleta estamos obligados también a vigilar al resto de vehículos para garantizar la seguridad en la carretera”, afirma el agente.

Desde el mes de junio de 2020, la comunidad de conductores SocialDrive, a través de su cuenta de Twitter, advertía a los usuarios de la red social, sobre la presencia de dos motos camufladas de la DGT en la provincia de Pontevedra.

Especificaba tratarse de una BMW R1150 RT de color gris y un Honda ST 1300 de color negro, aunque expresaba que los agentes estaban uniformados.

Fuente: La Vanguardia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí