Zumbido al aumentar velocidad ¿Por qué sucede esto?

0
298
Zumbido al aumentar velocidad

Cuando un automóvil emite un zumbido al aumentar la velocidad, puede ser una señal de que algo no está funcionando correctamente en el vehículo. Identificar la causa de este zumbido es crucial para garantizar un funcionamiento seguro y óptimo del automóvil.

¿Por qué sucede el zumbido al aumentar velocidad? Descubriendo las posibles causas

Un zumbido mientras se acelera puede indicar la presencia de un cojinete de rueda defectuoso, llantas desparejas o un problema con la correa del alternador. Estos problemas pueden ser potencialmente peligrosos, por lo que resulta crucial que el propietario del vehículo lleve su automóvil a un taller de reparación lo más pronto posible.

Ver también: Por qué mi auto hace un ruido cuando acelero

Los ruidos extraños nunca son una buena señal al conducir, y el zumbido no solo resulta molesto, sino también peligroso. Desafortunadamente, el origen del zumbido puede ser difícil de diagnosticar. Sin embargo, si se escucha un clic al girar, esto podría ser un indicador clave de que el cojinete de una de las ruedas presenta algún problema.

Es importante seguir leyendo para conocer las posibles causas de estos ruidos, como los cojinetes de las ruedas, neumáticos desgastados o la correa del alternador defectuosa. En última instancia, un mecánico capacitado podrá brindar la asistencia necesaria para identificar y resolver el problema adecuadamente.

Cojinete de rueda defectuoso
El cojinete de la rueda desempeña dos funciones principales en un vehículo: Permite que el conjunto de la rueda gire suavemente y mantiene el eje de la rueda correctamente alineado. Sin embargo, cuando el cojinete de la rueda presenta problemas, pueden surgir algunos signos reveladores. El ruido de rechinamiento o zumbido es uno de los síntomas más comunes de un cojinete de rueda defectuoso.

Cómo saber si tienes un rodamiento de rueda defectuoso

Si el cojinete de la rueda o una rótula están dañados, puede notar algunos síntomas clave:
  • Ruidos de golpes o chasquidos al tomar una curva
  • Ruidos de gruñidos al conducir en línea recta
  • Vibraciones en el volante
  • Aumento de los zumbidos a medida que aumenta la aceleración
Cuando un cojinete de rueda está defectuoso, se produce un aumento en la tensión y las fuerzas radiales sobre el mismo. A medida que se acelera el vehículo o se transita por un camino irregular, estas fuerzas se intensifican, lo que resulta en un zumbido más pronunciado.
El zumbido se debe al deterioro del cojinete de la rueda y puede volverse más fuerte a medida que se ejercen mayores fuerzas sobre él. Es importante abordar este problema de inmediato, ya que un cojinete de rueda defectuoso puede comprometer la seguridad y el rendimiento del vehículo.

¿Qué provoca este tipo de daño? 

Los impactos fuertes, como los causados por baches en la carretera, pueden contribuir al desgaste y daño prematuro de los cojinetes de las ruedas de un vehículo. Incluso una rueda trasera mal inflada puede causar problemas en los cojinetes y las llantas. Además, la desalineación de las ruedas o el desequilibrio de los neumáticos también pueden tener un efecto negativo en los cojinetes.

Es importante tener en cuenta que todos los cojinetes de las ruedas eventualmente fallarán, aunque el momento exacto de la falla depende de las condiciones de conducción y otros factores. Si los cojinetes de las ruedas presentan fallas, se recomienda reemplazar los neumáticos en el mismo eje para garantizar un rendimiento adecuado y la seguridad del vehículo.

Es fundamental abordar estos problemas a tiempo y realizar un mantenimiento regular para evitar daños adicionales en los cojinetes y en el sistema de dirección y suspensión del vehículo.

¿Qué sucede cuando se sale un cojinete de rueda?: Comencemos con el peor de los casos

Un cojinete de rueda defectuoso puede tener consecuencias graves para la seguridad y el rendimiento del vehículo. En situaciones extremas, un cojinete de rueda dañado puede hacer que la rueda se detenga mientras se conduce e incluso puede llegar a desprenderse del vehículo. Estos cojinetes son responsables de mantener el conjunto de rueda y cubo en su lugar correcto, por lo que cuando fallan, la rueda puede comenzar a tambalearse.

A altas velocidades, esto puede ocasionar daños significativos en las pastillas de freno, los componentes de la suspensión y otras partes importantes del automóvil. Además, un cojinete de rueda defectuoso puede afectar el sistema de frenado, causando un frenado impredecible y comprometiendo la capacidad de controlar el vehículo. La falla de un cojinete de rueda puede provocar movimientos inestables en el rotor, lo que a su vez puede desplazar el pistón y generar una sensación de desplazamiento en el pedal de freno.

En casos extremadamente raros, la fricción adicional causada por un cojinete de rueda defectuoso puede generar suficiente calor como para provocar un incendio en el vehículo. Es fundamental abordar cualquier problema con los cojinetes de las ruedas de inmediato y realizar las reparaciones necesarias para garantizar la seguridad y el correcto funcionamiento del automóvil.

Desgaste desigual de los neumáticos

El desgaste desigual de los neumáticos puede ser causado por varios factores, entre ellos, un cojinete de rueda desgastado. Cuando el cojinete de la rueda no está funcionando correctamente, puede generar una carga desigual en los neumáticos, lo que resulta en un desgaste desigual.

Otra causa común de desgaste desigual de los neumáticos es una alineación incorrecta de las ruedas. Si las ruedas no están alineadas correctamente, puede producirse un desgaste irregular en los neumáticos, lo que a su vez puede contribuir al zumbido en el automóvil.

Además, el inflado excesivo o insuficiente de los neumáticos también puede provocar un desgaste desigual. Si los neumáticos no tienen la presión adecuada, pueden desgastarse de manera irregular y generar ruidos molestos mientras se conduce.

Es importante abordar el desgaste desigual de los neumáticos y las posibles causas subyacentes, como un cojinete de rueda defectuoso o una alineación incorrecta, para evitar un mayor desgaste de los neumáticos y mantener un funcionamiento seguro y suave del vehículo.

¿Qué causa el desgaste desigual de los neumáticos?

El desgaste desigual de los neumáticos puede ser causado por diferentes factores, como ruedas desequilibradas, mala alineación de las ruedas o neumáticos desinflados. Cuando las ruedas no están correctamente equilibradas o alineadas, o si los neumáticos no tienen la presión adecuada, se produce un desgaste desigual en las llantas.
Esto puede manifestarse en forma de zumbidos y gemidos mientras se conduce, ya que el desgaste desigual afecta la forma en que los neumáticos interactúan con la superficie de la carretera. Además, el uso de neumáticos o piezas de dirección de baja calidad puede aumentar la probabilidad de desgaste desigual, ya que estos componentes son más propensos a deteriorarse y a fallar.
En el caso de neumáticos todoterreno, también es más probable que se produzca un desgaste desigual y el consiguiente zumbido. Debido a las características de diseño y la naturaleza del terreno en el que se utilizan, estos neumáticos pueden experimentar un desgaste desigual más pronunciado.

Prueba de centavo

Si desea verificar la banda de rodadura de sus neumáticos, es importante revisar los cuatro neumáticos de su vehículo. Esto se debe a que el desgaste desigual de los neumáticos puede afectar el rendimiento y la seguridad del vehículo. Si encuentra un problema con la banda de rodadura de uno o más neumáticos, es recomendable reemplazar ambas ruedas en el mismo eje para mantener una tracción equilibrada.

Además, es una buena práctica planificar una rotación de llantas cada 5,000 millas (o según las recomendaciones del fabricante). La rotación de llantas implica cambiar la posición de los neumáticos en el vehículo para promover un desgaste más uniforme en todos ellos. Esto ayuda a prolongar la vida útil de los neumáticos y a mantener un rendimiento óptimo.

Problemas con la correa del alternador
Es poco probable pero posible que la correa del alternador sea parte del problema del zumbido.

¿Qué causa problemas con la correa del alternador?

Si un cinturón en el motor está flojo, puede generar un zumbido de tono bajo. Este zumbido tiende a aumentar a medida que acelera a velocidades más altas. También es posible que escuche chirridos o chirridos provenientes del cinturón si está desgastado. En estos casos, es recomendable que consulte a su mecánico para que examine el cinturón serpentino y determine si necesita ser ajustado o reemplazado.

El cinturón serpentino es una parte crucial del sistema de accesorios del motor, ya que transmite la potencia del motor a varios componentes, como el alternador, la bomba de dirección asistida y el compresor del aire acondicionado. Si el cinturón está flojo o desgastado, no podrá realizar su función de manera eficiente, lo que puede resultar en un rendimiento deficiente de los accesorios y en el zumbido mencionado.

La solución para un cinturón flojo o desgastado es simple: Su mecánico puede ajustarlo adecuadamente para que tenga la tensión adecuada o reemplazarlo por uno nuevo de mayor calidad. Esto restaurará el correcto funcionamiento del sistema de accesorios del motor y eliminará el zumbido no deseado. Es importante abordar este problema a tiempo para evitar daños adicionales y garantizar un rendimiento óptimo de su vehículo.

Otras causas

Existen varias causas menos comunes de los zumbidos:
  • Una fuga en el sistema de escape
  • Una bomba de dirección asistida desgastada o juntas universales
  • El diferencial o la junta homocinética pueden necesitar lubricación.
  • Un sistema de aire acondicionado que falla (aunque generalmente traquetea en lugar de zumbidos).
Redacción por Gossipvehículo