Stellantis Vigo baja su producción con 11.000 autos menos por la crisis de los microchips

0
97
Stellantis Vigo baja su producción con 11.000 autos menos por la crisis de los microchips
Stellantis Vigo baja su producción con 11.000 autos menos por la crisis de los microchips

El 2021 pudo ser el mejor año en producción para el Stellantis Vigo, sin embargo, el grupo cerrará con alrededor de 450.000 unidades producidas por la crisis de los microchips, bajando la producción a 11.000 autos menos

 

El Stellantis Vigo bajó la producción a 11.000 unidades menos por la crisis de los microchips, reduciendo el objetivo que se habían planteado originalmente para el último trimestre del año; llegando a solo 450.000 unidades producidas durante este 2021.

Es una cifra que no se había visto en la planta española y se cree que continuará la situación a la baja durante gran parte del 2022, incluso se podría extender hasta el 2023. De hecho, el escenario que se le planteó a los trabajadores no muestra mucho optimismo sobre una solución para el problema.

Es tal el problema que se está negociando un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), el segundo desencadenado por la crisis de los microchips, con vigencia del 1 de enero al 31 de diciembre del 2022, con duración de 90 jornadas laborables a título individual, para 3.721 trabajadores afectados, de los más de 7.000 que integran la plantilla.

VER TAMBIÉN – Primer minibús eléctrico y 100% autónomo autorizado para circular en Europa

Stellantis Vigo baja su producción con 11.000 autos menos por la crisis de los microchips

Proveedores en apuro

Los datos facilitados indican que hay una pérdida en la producción de 110.000 automóviles con 24 proveedores de primer nivel de la planta de Vigo han tenido un impacto negativo en sus actividades. De hecho, se asegura que 11 han sufrido paradas en la producción durante este año.

En España la crisis de los microchips afectó a las 17 fábricas existentes y a la red de proveedores, por lo que se llevó a la práctica de regular 60 jornadas de trabajo para cubrir las paradas de la producción hasta diciembre.

Se cree que según los datos oficiales día de hoy, se cifran en más de 1.500 los trabajadores de la automoción gallega que están acogidos a un ERTE, de los 24.000 que integran esta industria.

José Vicente de los Mozos que es actualmente el presidente de la patronal Anfac indicó… “Es una crisis profunda y durará hasta el 2023». El resultado es una caída de la oferta que ha vaciado los concesionarios, incluidos los coches de segunda mano, que han disparado sus ventas ante los elevados plazos de entrega de los nuevos. Nunca habíamos tenido una cartera de pedidos tan llena sin poder dar una fecha concreta de producción”.

Redacción: GossipVehículo Fuente: La Voz de Galicia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here