Ford Escape 2011: Fallas Comunes y Problemas ¿Vale la pena?

0
392

El Ford Escape de segunda generación es un vehículo robusto y fiable, pero como cualquier otro automóvil, puede experimentar ciertos problemas a medida que envejece. A continuación, se presentan diez de las fallas más comunes que pueden surgir en un Ford Escape 2011.

Las 10 Fallas mas comunes de la Ford Escape 2011

1.- Resistencia del Motor de la Calefacción y Aire Acondicionado

Resistencia del ventilador del motor de calefacción y aire acondicionado para la Ford Escape 2011
Resistencia del ventilador del motor de calefacción y aire acondicionado para la Ford Escape 2011

La resistencia del motor de la calefacción y del aire acondicionado es una de las fallas comunes que se han observado en el Ford Escape 2011. Este componente es responsable de controlar la velocidad del ventilador de la calefacción y del aire acondicionado. Permite a los conductores ajustar la velocidad del ventilador a su nivel de confort preferido, desde una brisa suave hasta un flujo completo de aire.

Con el paso del tiempo y el uso constante, la resistencia puede desgastarse o dañarse. En el Ford Escape 2011, se ha observado que este desgaste puede llevar a que el ventilador sólo funcione a alta velocidad. Esto significa que, a pesar de los intentos de ajustar la velocidad del ventilador, éste sólo soplará aire a su máxima capacidad.

Esta falla puede resultar particularmente molesta para los conductores y pasajeros durante los meses de verano o invierno, cuando la moderación en la calefacción o el aire acondicionado puede ser preferible para mantener un nivel de confort óptimo dentro del vehículo.

La reparación de esta falla generalmente implica el reemplazo de la resistencia del motor de la calefacción y del aire acondicionado. Este es un procedimiento relativamente sencillo que puede ser realizado por un técnico de servicio automotriz calificado. Una vez que la resistencia ha sido reemplazada, el control total sobre la velocidad del ventilador debería ser restaurado, permitiendo una vez más la regulación adecuada de la temperatura interior del vehículo.

2. Sensor de Par

El sensor de par es otro componente en el Ford Escape 2011 que ha mostrado signos de fallos. Este dispositivo es vital para la dirección asistida del vehículo, ya que ayuda a determinar la cantidad de fuerza que el conductor está aplicando al volante.

Algunos modelos Ford Escape 2011 han sido llamados a revisión debido a la propensión de estos sensores a fallar. Cuando esto sucede, la pérdida de dirección asistida puede ser una consecuencia grave. Como resultado, el volante se vuelve muy difícil de girar, lo que puede representar un peligro significativo, especialmente durante las maniobras a alta velocidad.

Si la computadora del vehículo registra solo el código 2278, reemplazar el sensor defectuoso generalmente resuelve el problema. Sin embargo, si los códigos 1342 o 2277 están presentes, es probable que la unidad completa de la dirección asistida necesite ser reemplazada.

Es crucial prestar atención a cualquier cambio en la dirección, como una resistencia inusual al girar el volante, y llevar el vehículo a un mecánico para su diagnóstico y reparación tan pronto como sea posible. El mantenimiento proactivo de la dirección asistida puede prevenir la pérdida total de dirección asistida y garantizar un manejo seguro del vehículo.

3. Bomba de Agua

La bomba de agua en el Ford Escape 2011 ha demostrado ser propensa a fallas, especialmente en vehículos equipados con un motor de seis cilindros de 3 litros. Este componente es crucial para el sistema de enfriamiento del vehículo, ya que circula el anticongelante a través del motor, ayudando a mantener una temperatura óptima.

Una falla común en la bomba de agua es la aparición de fugas de anticongelante. A veces, estas fugas pueden ocurrir incluso a bajo kilometraje. Cuando esto sucede, puede resultar en el sobrecalentamiento del motor, lo que puede causar daños graves y costosos.

El signo más común de una bomba de agua defectuosa es la presencia de anticongelante debajo del vehículo. También puedes notar un aumento en la temperatura del motor o un calentamiento inconsistente dentro del habitáculo del vehículo.

Si sospechas que tu bomba de agua puede estar fallando, es importante que busques asistencia profesional inmediatamente. En la mayoría de los casos, la bomba de agua defectuosa necesitará ser reemplazada para resolver el problema. Mantener el sistema de enfriamiento en buen estado de funcionamiento es vital para la vida útil del motor.

4. Módulo de la Bomba de Gasolina

En algunos modelos de Ford Escape 2011, se ha detectado un problema con el módulo de la bomba de gasolina. Específicamente, el puerto de salida de combustible del módulo está propenso a fracturarse, lo que puede causar fugas de combustible. Esto no solo puede resultar en un rendimiento deficiente del vehículo, sino que también presenta un riesgo potencial de seguridad, ya que las fugas de combustible pueden ser un peligro de incendio.

Estos problemas se han detectado más comúnmente en modelos del 2010 al 2012, y se ha hecho un llamado a revisión para abordar este problema. La reparación típica para este problema consiste en reemplazar la parte posterior del módulo de la bomba de gasolina.

Si notas un olor a gasolina mientras conduces o después de haber aparcado tu vehículo, o si tu vehículo está consumiendo más combustible de lo normal, podría ser una indicación de que tienes un problema con tu módulo de bomba de gasolina. En tal caso, debes llevar tu vehículo a un taller de reparación profesional lo antes posible para evitar problemas mayores y garantizar tu seguridad.

5. Pintura Exterior

La pintura exterior es otro aspecto que puede presentar problemas en el Ford Escape 2011. Algunos propietarios de estos vehículos han reportado que la pintura tiende a descascararse, especialmente en ciertas áreas del vehículo como el cofre, el techo, los pilares de las puertas y las orillas interiores de las salpicaderas. Este problema no solo afecta la estética del vehículo, sino que también puede dar lugar a la corrosión si la pintura descascarada no se trata a tiempo.

Este tipo de problemas de pintura puede ser causado por una variedad de factores, incluyendo la exposición a la luz solar intensa, las condiciones climáticas extremas y los factores ambientales como la sal en la carretera durante los meses de invierno. También puede ser el resultado de una preparación de la superficie inadecuada o una aplicación de pintura incorrecta durante la fabricación.

Si tienes problemas de pintura con tu Ford Escape 2011, te recomendamos llevar tu vehículo a un profesional en reparación de carrocería para que pueda evaluar el alcance del daño y proporcionarte la mejor solución para repararlo.

6. Cuerpo Electrónico de la Mariposa del Acelerador

El Cuerpo Electrónico de la Mariposa del Acelerador es otro componente que puede presentar problemas en el Ford Escape 2011. Este dispositivo regula la cantidad de aire que entra en el motor, determinando la velocidad a la que se quema el combustible y, en última instancia, controlando la velocidad del vehículo.

En algunos Ford Escape 2011, se ha reportado que este componente puede fallar, causando que el vehículo pierda toda su aceleración y entre en un modo de emergencia. Cuando esto sucede, el conductor puede experimentar una pérdida repentina de potencia mientras está en movimiento, lo que puede ser peligroso, especialmente al conducir en carreteras de alta velocidad.

Esta falla puede ser difícil de diagnosticar, ya que puede aparecer y desaparecer de manera intermitente. Sin embargo, si notas que tu vehículo tiene problemas para acelerar o si experimentas una pérdida repentina de potencia mientras conduces, te recomendamos llevar tu vehículo a un mecánico profesional para que lo revise. Es posible que el Cuerpo Electrónico de la Mariposa del Acelerador necesite ser reemplazado para solucionar el problema.

7. Transmisión Automática

La transmisión automática es un componente vital en cualquier vehículo, incluyendo el Ford Escape 2011. En algunos modelos 2008, que comparten características similares con la versión 2011, se ha reportado que la transmisión automática puede llegar a perder la segunda y la cuarta velocidad.

Este problema es causado por la ruptura de una de las «orejas» que sujeta la banda que opera las velocidades. Si experimentas dificultades al cambiar a la segunda o cuarta velocidad, es probable que estés enfrentando este problema.

La solución a este fallo implica la reparación de la transmisión. Ford ofrece un kit de reparación para esta situación. Sin embargo, debido a la complejidad y delicadeza de las transmisiones automáticas, es recomendable llevar tu vehículo a un mecánico o un centro de servicio especializado en transmisiones para realizar esta tarea. No hacerlo podría resultar en daños adicionales a la transmisión y posiblemente requerir un reemplazo completo, que puede ser una reparación costosa.

8. Cilindro de Encendido

El cilindro de encendido es otro componente crucial del Ford Escape 2011 que puede presentar problemas. En algunos casos, se ha observado que las partes internas móviles de la carcasa del cilindro de encendido pueden desgastarse rápidamente.

Este desgaste puede ocasionar que el motor no arranque cuando giras la llave de encendido. Esto es debido a que la parte eléctrica del interruptor de encendido no gira completamente a causa del juego excesivo de las partes internas de la carcasa.

Si te encuentras con este problema, es posible que al intentar iniciar el vehículo, no ocurra nada o, en el peor de los casos, el motor simplemente no arranque.

La solución a este fallo implica el reemplazo de la carcasa del cilindro de encendido. Es importante llevar tu vehículo a un mecánico de confianza o a un centro de servicio para realizar esta reparación, ya que el sistema de encendido es un componente vital para el funcionamiento del vehículo. El no hacerlo puede resultar en un daño mayor o, incluso, dejar el vehículo inoperable.

9. Baleros de las Ruedas Frontales

Otra falla común en el Ford Escape 2011 está relacionada con los baleros de las ruedas frontales. Se ha observado que estos pueden empezar a generar ruido incluso con un kilometraje relativamente bajo.

Los baleros de las ruedas son una parte integral del sistema de suspensión del vehículo y son responsables de permitir que las ruedas giren libremente mientras soportan el peso del vehículo. Cuando estos empiezan a fallar, puedes notar un ruido constante que se intensifica al aumentar la velocidad del vehículo.

El ruido generado por los baleros de las ruedas defectuosos puede ser muy molesto y, si no se atiende a tiempo, puede conducir a una falla total del balero, lo cual es una situación peligrosa y puede conducir a una pérdida de control del vehículo.

Por lo tanto, si notas cualquier ruido anormal proveniente de las ruedas de tu Ford Escape 2011, se recomienda llevar tu vehículo a un taller mecánico para un chequeo. En caso de que los baleros de las ruedas estén defectuosos, la solución a este problema es su reemplazo.

10. Violetas de la Barra Estabilizadora Frontal

Finalmente, la décima falla que podemos identificar en el Ford Escape 2011 está relacionada con las bieletas (también conocidas como «violetas» en algunos países) de la barra estabilizadora frontal.

La barra estabilizadora es un componente crucial en la suspensión de tu vehículo, ya que ayuda a minimizar el balanceo del coche en las curvas y proporciona una conducción más estable. Las bieletas de la barra estabilizadora son las piezas que conectan la barra estabilizadora con las ruedas del vehículo.

Se ha reportado que las bieletas de la barra estabilizadora en el Ford Escape 2011 pueden desgastarse rápidamente, causando ruidos provenientes de la suspensión al pasar sobre topes o baches. El ruido, en general, se percibirá como un golpeteo o un chirrido cuando el vehículo se mueva sobre una superficie irregular.

Si experimentas este problema en tu Ford Escape 2011, se recomienda que lleves tu vehículo a un mecánico profesional para una inspección. En caso de que las bieletas de la barra estabilizadora estén desgastadas o dañadas, necesitarán ser reemplazadas para corregir el problema y garantizar una conducción segura y confortable.

¿Vale la pena comprar la Ford Escape 2011?

Ford Escape 2011

Sin duda, al comprar un vehículo de segunda mano, como la Ford Escape 2011, es fundamental tener en cuenta los posibles problemas y defectos que puede tener. Este modelo ha demostrado ser susceptible a varias fallas, como las que hemos mencionado a lo largo de este artículo. Sin embargo, también es cierto que muchos de estos problemas pueden ser fácilmente solucionados por un mecánico experimentado, y en muchos casos, las reparaciones no representarán un costo extremadamente alto.

Además, no hay que olvidar que la Ford Escape es conocida por su rendimiento general sólido, su manejo suave y su espacioso interior, lo que la convierte en una opción muy popular entre los SUV compactos. También vale la pena mencionar que, a pesar de los problemas potenciales, hay muchos propietarios de la Ford Escape 2011 que no han experimentado ninguno de estos problemas y están muy contentos con su vehículo.

Por lo tanto, si estás considerando comprar una Ford Escape 2011, es importante hacer una inspección pre-compra exhaustiva y considerar la posibilidad de destinar un presupuesto para reparaciones futuras. Si después de tener en cuenta todos estos factores, te sientes cómodo con la idea de realizar las reparaciones necesarias, entonces podría valer la pena invertir en este modelo.

En resumen, la Ford Escape 2011 puede ser una excelente opción si buscas un SUV compacto fiable y estás dispuesto a lidiar con posibles reparaciones. Sin embargo, como con cualquier compra de vehículo de segunda mano, se recomienda hacer la debida diligencia e inspección antes de tomar una decisión final.

Redaccion gossipvehiculo