España – La reforma fiscal le declara la guerra a los coches de combustión

0
494

El denominado Libro Blanco sobre la reforma fiscal que quiere aplicar el Gobierno de España pondría en jaque a los autos de combustible fósiles y promover los vehículos eléctricos.

En caso de confirmarse, afectaría directamente a la economía del 90% de los conductores españoles que utilizan vehículos con motor de combustión.

A la subida de los precios de la gasolina y el diésel como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania, se le sumaría un incremento de impuestos.

Las propuestas del grupo de expertos

El grupo de expertos está constituido por profesionales en la materia de Economía y Derecho Financiero y Tributario sugieren que se iguale la fiscalidad del diésel y la gasolina de la automoción.

Actualmente, el litro de diésel se grava con 0,379 euros por litro, la gasolina, por su parte, incrementó su precio a 0,474 euros por litro. En caso de igualarse el gasóleo subiría un 9,82%.

Según el comité, que el 26,9% de los gases de efecto invernadero provengan del transporte rodado es consecuencia de “una inadecuada actuación tributaria en este ámbito”.

Los expertos estiman que las medidas se traducirían en un aumento de recaudación para el Estado de 884,08 millones de euros, pese a que la demanda bajaría un 1,97%.

Más impuestos

El informe también propone “un aumento general de la fiscalidad de hidrocarburos” para hacer frente a “la diferencia de las accisas sobre carburantes con los niveles medios de la UE-27”, lo que dificulta la transición ecológica.

Esto se traduce en un precio de 50 euros por tonelada de C02, lo que implicaría subida adicional de 0,514 euros por litro en ambos combustibles antes de impuestos.

La subida definitiva sería del 29,19% para el gasóleo y del 15,47% para la gasolina. Esto no teniendo en cuenta los precios del 4 de marzo de 2022, colocando el importe de ambos carburantes en 2,034 y 1,939 euros por litro respectivamente.

Peajes en las carreteras

Asimismo, el informe propone cobrar por el uso de las carreteras, específicamente, aconseja la “consideración de mecanismos tributarios para el pago por uso de determinadas infraestructuras viarias”.

Lea más: El mercado automotriz en España ya sufre consecuencias del conflicto entre Ucrania y Rusia

Aunque matiza que “las viñetas y los pagos basados en la distancia se aplican en la gran mayoría de los estados miembros de la UE”, tributos que se miden mediante dispositivos electrónicos.

Según los expertos, los vehículos ligeros podrían abonar un céntimo por kilómetro y los pesados tres, con lo que la Administración recaudaría 1.172,8 millones al año.

También fija el pago de comisiones para los camiones en 4,9 céntimos, ya que son 4.9 veces más dañinos para las infraestructuras que los automóviles.

Dicho esto, el informe no hace referencia a los beneficios directos e indirectos aportados por la automoción.

Redacción Gossip Vehículos Fuente: Motor