El mercado automotriz en España ya sufre consecuencias del conflicto entre Ucrania y Rusia

0
723

Varias empresas españolas dedicadas al mercado automotriz tienen conexiones con Ucrania y Rusia, lo que podría cambiar las formas de trabajar ante el conflicto bélico suscitado entre ambos países esta última semana, que ya está oscureciendo el futuro para las empresas.

El Clúster de la Industria de Automoción de Cataluña (CIAC), llevó a cabo una encuesta a 137 empresas automotrices que se integran a los diferentes clústeres del país como ACAN, AEI La Rioja, AVIA, CAAR, Ceaga, CIAC, Facyl y GIRA. Los resultados dieron que el 89,8% de las empresas ya están perjudicadas a causa del conflicto.

Las empresas deben lidiar con el problema del traslado de mercancías, importaciones y exportaciones. Estos procesos se han interrumpido por el mismo conflicto que causó problemas de transporte, sanciones internacionales a Rusia, entre otros percances.

VER TAMBIÉN – Estas son todas las marcas de autos que han vetado a Rusia tras invadir Ucrania

El 30,7% de los encuestados, piensa que habrá consecuencias derivadas de las sanciones impuestas a Rusia, además, en el territorio ruso ya salen a flote los problemas que la guerra trae, pues su moneda local, el rublo, se está devaluando sin precedentes al igual que su deuda.

La cuarta parte de las 137 empresas consultadas, tienen parte de su negocio radicado en Ucrania y Rusia, teniendo mayor presencia en Rusia (el 90%), mientras que en Ucrania solo el 26,7%. Ambos países son un punto clave para suministrar materias primas a España, como el paladio y gas neón. El componente del que más depende España son los cables de automoción, que necesitan mucha mano de obra y que no es para nada sencillo reestablecer la producción en otro país en tan poco tiempo.

Ambos países, también son necesarios para los catalizadores o semiconductores/microchips. Además de algunos problemas de suministro de petróleo y gas natural proveniente de Rusia. El país antes mencionado, se ha posicionado en 2020 como el décimo fabricante mundial con 1,4 millones de unidades en 2020, lo que supone un mercado prometedor y fructífero para las empresas.

En España, las plantas de producción de automóviles todavía no sufren demasiado como para paralizar su producción, pero en países como la República Checa y en Alemania, ya se programaron paradas en las fábricas.

Redacción por Gossip Vehículo y fuente motor.es