Los chóferes de cooperativas de taxis innovaron “mini jardines” en los techos de sus vehículos 

0
43

En México algunos chóferes de dos diferentes cooperativas de taxis colocaron “mini jardines” en los techos de sus vehículos.

Mini jardines en los techos de los taxis

La expresión “jardín en el techo” adquiere poder en Tailandia, donde los chóferes de taxis decidieron sembrar vegetales en los techos de sus vehículos en medio de la pandemia del COVID-19.

Ver también: En Ciudad Victoria, México el gremio de taxistas se manifestó para exigir mejoras

Los chóferes de dos cooperativas de taxis elaboraron “mini jardines” en los techos de sus autos usando bolsas de basura negras de plástico y ramas de bambú como ayuda para la contención de la tierra. Para posteriormente sembrar tomates, pepinos y frijoles, entre otros vegetales.

La intención de esta innovadora estrategia es llamar la atención en base a los padecimientos de los chóferes y las empresas de taxis, que han sufrido consecuencias en esta pandemia.

Las cooperativas Ratchapruk y Bovorn Taxi tienen apenas 500 vehículos en las calles de Bangkok y 2.500 parados, según el ejecutivo Thapakorn Assawalertkul.

Muchos no pueden absorber los gastos diarios ahora, por más que los alquileres de los vehículos hayan sido reducidos a la mitad, a 300 bahts (unos nueve dólares), expresó Thapakorn. Por ello hay cantidades de autos en los estacionamientos.

Muchos taxistas tuvieron que dejar su empleo y regresar a sus pueblos, otros regresaron con el segundo brote.

“Hubo choferes que dejaron sus autos en gasolineras y nos llamaron para que los fuésemos a recoger”, cuenta Thapakorn.

Los nuevos brotes del virus de este año, agregó, tuvieron un “efecto devastador” en las cooperativas, ya que miles de choferes entregaron sus vehículos.

Tailandia registró unas 15.000 infecciones diarias en los últimos días, tras llegar a 23.000 a mediados de agosto. El actual brote ha sido el más mortal. En total, Tailandia tiene 1,4 millones de infecciones confirmadas y 14.000 muertos.

Thapakorn dice que las cooperativas de Ratchapruk y Bovorn deben unos 2.000 millones de bahts, o 60 millones de dólares. El gobierno por ahora no ha ofrecido ayuda.

“Si no nos ayudan pronto, tendremos muchos problemas”, dijo Thapakorn a la Associated Press.

Los “jardines” de los techos de los autos no generan dinero alguno.

“Son más bien un acto de protesta y una forma de alimentar al personal durante estos tiempos duros”, dijo Thapakorn. “Tailandia soportó agitación política por muchos años y una gran inundación en el 2011, pero las cosas nunca estuvieron tan mal”.

Las cooperativas solicitaron a los chóferes que acepten una reducción de sus salarios. Los chóferes se turnan para revisar las plantas.

Redacción por Gossipvehículo/Fuente: www.posta.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here