Todo sobre el impuesto de matriculación para autos nuevos en España 2022

0
74

En España existe el impuesto de matriculación aplicable al comprar un coche nuevo, la pregunta es: ¿por qué en 2022 hay automóviles más caros?

Impuesto de Matriculación para coches nuevos en España

El impuesto de matriculación es un impuesto que se debe pagar al adquirir un auto nuevo, unido al IVA, que para los coches es del 21% (salvo las excepciones).

Ver también: Gobierno de España niega que subirá los impuestos al diésel

Desde el 1 de enero de este año, comprar un vehículo nuevo supone un pago mayor. Este gravamen quedó reducido en junio de 2021 en España, sin embargo el Gobierno no ha otorgado una prorroga.

Por lo que más vehículos nuevos son más caros este año. ¿Por qué? lo encontramos en el nuevo ciclo de homologación WLTP.

IMPUESTO DE MATRICULACIÓN

Mismo impuesto, diferente homologación de emisiones

El impuesto de matriculación se basa en función de las emisiones homologadas de CO₂ de los coches, que se han incrementado.

Hasta 2019, en Europa, las homologaciones se hacían con el ciclo NEDC.

IMPUESTO DE MATRICULACIÓN

Desde el 1 de enero de 2022, se terminó la prórroga y muchos autos poseen homologaciones con emisiones más altas. Al aplicarse el nuevo ciclo WLTP, muchos coches han variado de tramo.

El impuesto de matriculación en España y sus diferentes tramos

En España existen cuatro tramos impositivos para el impuesto de matriculación:

IMPUESTO MATRICULACIÓN
HASTA 120 G/KM DE CO₂ (INCLUSIVE) 0,00 %
ENTRE 120 Y 160 G/KM DE CO₂ 4,75%
ENTRE 160 Y 200 G/KM DE CO₂ 9,75%
MÁS DE 200 G/KM DE CO₂ 14,75%

 

Al tomarse como referencia el estándar WLTP, los autos con emisiones de CO₂ homologadas bajo el ciclo NEDC se encontraban en el tramo superior.

Hasta el 31 de diciembre de 2021 (por la segunda moratoria), los coches que homologaban bajo ciclo WLTP menos de 144 g/km de CO₂ estaban exentos del impuesto de matriculación.

Los que homologaban entre 144 y 192 g/km pagaban un 4,75%, a los que homologaban entre 192 y 240 g/km se les aplicaba el 9,75% y los que homologaban en más de 240 g/km pagaban un 14,75%.

Para no tener que pagar este impuesto, los autos deben tener como máximo unas emisiones de 120 g/km de CO₂.

Incluyendo los vehículos con etiqueta ECO, como microhíbridos. Es el caso del SEAT León 1.5 eTSi de 150 CV mild-hybrid, que con la “subida” se encuentra gravado al 4,75% debido a que sus emisiones se fijan en 132 g/km de CO₂.

SEAT cambió el equipamiento de las versiones FR de los Arona e Ibiza para que sus emisiones se queden en los 120 y los 115 g/km de CO₂ (con el motor TSI de 110 CV y con cambio manual).

Redacción por Gossipvehículos/Fuente: www.motorpasion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí