5 síntomas de que la junta culata está dañada

0
65

La junta de culata en un vehículo es un componente importante, tiene la función de compartir el buen funcionamiento del motor, pero, esta pieza con desperfectos empieza a presentar algunos de estos 5 síntomas de que la junta culata está dañada. Como resultado traerá consecuencias graves para el automóvil, aquí los presentamos.

5 síntomas que indican que la junta de culata está defectuosa

Si el auto que conduce presenta algunos de estos síntomas señalados en los próximos párrafos puede significar de la junta de culata dañada, no dude en llevar su auto a un mecánico experto.

5. Aceite de motor contaminado

5 síntomas de que la junta culata está dañada
5 síntomas de que la junta culata está dañada

El aceite y el agua son líquidos no amigables entre sí, pero, si el refrigerante llega a mezclarse con el aceite del motor, como resultado se pierden las propiedades del lubricante. Una fuga en la junta de la culata puede hacer que el refrigerante se mezcle con el aceite el motor. La mezcla se convierte muy viscosa y pesada, se acumula debajo de la tapa de llenado de aceite del motor, si hay sospecha que anormalidad, se recomienda hacer lo siguiente:

  • Desenroscar la tapa de llenado de aceite del motor y observar la parte interior
  • Si evidencia una acumulación de aceite pálido y espumoso, quizás el refrigerante está contaminado con el aceite del motor.

4. Ralentí irregular/Golpeteo del motor

5 síntomas de que la junta culata está dañada
5 síntomas de que la junta culata está dañada

Una fuga de la junta de la culata resulta perjudicial para el motor conllevando a que pierda la compresión. Lo que hará que el motor funcione en ralentí haga efectos de golpeteo, y hasta se detenga. Sin olvidar que otras fallas igual pueden hacer que el motor funcione duramente o golpee. Para conocer cuando un vehículo tiene una fuga en la junta de la culata, lo mejor es llevar el auto a técnicos especializados para diagnosticar si existe una fuga de comprensión en el motor. Cuando los gases de combustión se mezclan junto con el aceite del motor, es un síntoma que esta pieza presenta daños.

3. Bajo nivel de refrigerante

5 síntomas de que la junta culata está dañada
5 síntomas de que la junta culata está dañada

Si la junta de la culata presenta fallas entre un canal de refrigerante y una de las cámaras de combustión del motor, puede empezar el proceso de consumir mayor cantidad de refrigerante. Igualmente, puede generar un sobrecalentamiento del motor, a causa de un nivel insuficiente de líquido refrigerante. Cuando un motor desgasta suficiente refrigerante significa que tiene otros síntomas.

2. Humo blanco del tubo de escape

5 síntomas de que la junta culata está dañada
5 síntomas de que la junta culata está dañada

El refrigerante principalmente está elaborado a base de agua, y una vez que este líquido quema en el motor, el vapor de agua sale por el tubo de escape como humo blanco visible. Es un síntoma de que el motor está consumiendo refrigerante a causa de una junta de culata con fugas. Si se evidencia que el refrigerante no se consume en el motor, pero, el nivel de refrigerante continúa bajo, es muy posible que exista una fuga en otra parte del sistema de enfriamiento, o una fuga alrededor o en el exterior del motor.

1. Sobrecalentamiento del motor

5 síntomas de que la junta culata está dañada
5 síntomas de que la junta culata está dañada

Un síntoma frecuente que indica que el automóvil tiene la junta de la culata dañada es un motor que se recalienta, debido a que el motor debe forzarse en trabajar para producir potencia. Por otra parte, una junta de culata quemada puede hacer que el vehículo pierda refrigerante, por lo que el sistema de enfriamiento del motor genere un rendimiento inferior, perjudicando gravemente un sobrecalentamiento.

Redacción Gossipvehículo

Te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí