Elon Musk ya es dueño de Twitter y lo primero que hizo fue despedir a varios ejecutivos

0
62

Mientras el mundo entero se encuentra la espera de las declaraciones oficiales de Elon Musk como dueño de Twitter, el multimillonario tomó ciertas medidas en la que ahora es su empresa y despidió a varios ejecutivos.

Elon Musk completó su compra de la empresa de red social Twitter este jueves por un valor de 44.000 millones de dólares, aunque no ha habido un anuncio oficial por ahora. Lo que sí se llegó a conocer es que en sus primeras horas como dueño de la compañía, el multimillonario ya ha despedido a sus principales directivos; entre ellos, el consejero delegado, Parag Agrawal, según han adelantado medios como The New York Times o The Washington Post. Además, la cotización de la compañía en la Bolsa de Nueva York ya se ha suspendido y está previsto que se reúna con toda la plantilla a lo largo del día de hoy.

Aunque el despido de Agrawal, que recibirá una indemnización con un pago de entre 44 y 60 millones de dólares, no fue el único que efectuó Musk, pero sí era el más previsible dada su pésima relación con Musk desde el inicio de la compra. Además, el nuevo dueño de Twitter también ha decidido cortar cabezas en los departamentos financiero, jurídico y de atención al cliente, destituyendo a sus máximos responsables, Ned Segal, Vijaya Gadde y Sarah Personette, respectivamente.

«El pájaro ha sido liberado», ha escrito al poco de conocerse la noticia. «En Europa, el pájaro volará bajo nuestras reglas», le ha respondido Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior.

También se informó que Twitter ya ha retirado la demanda que había interpuesto contra el multimillonario por intentar salirse del acuerdo. El magnate quiso retirarse alegando la red social lleva años mintiendo sobre el porcentaje de cuentas falsas en la plataforma, algo que afectaría al corazón del negocio publicitario de la firma. En cambio, sus posibilidades en un juicio eran muy limitadas, tanto porque era difícil demostrar este punto como porque él mismo había rechazado hacer las diligencias previas a la firma de la compra, así que prefirió no tener que acudir a los tribunales.

El magnate decidió pagar 54,20 dólares por acción —un precio muy superior al valor de la compañía— para hacerse con Twitter sin ninguna razón clara, por lo que este miércoles ha enviado una carta para tranquilizar a los anunciantes. «No lo hago porque vaya a ser fácil ni por hacer más dinero, sino por ayudar a la humanidad», ha explicado en el mensaje, donde ha destacado que «es importante para el futuro de la civilización tener una plaza del pueblo digital, donde un amplio rango de formas de pensar puedan debatir de forma sana».

El multimillonario también ha destacado que uno de los motivos de su compra es que «hay un gran peligro en que las redes sociales se dividan entre extrema derecha izquierda y extrema derecha», agregando que «Lo hago con humildad, y reconociendo que el fracaso de este objetivo es una posibilidad muy real, a pesar de que hagamos los mejores esfuerzos».

De esta forma, para Musk, eso se traduce en la vuelta de Donald Trump a Twitter, donde su cuenta fue suspendida de forma permanente por apoyar el asalto al Capitolio de 2021. Es algo que se espera que ocurra más pronto que tarde y que, precisamente, no gusta a muchos anunciantes, según han adelantado ya algunas de las principales agencias de publicidad de Estados Unidos.

Redacción GossipVehículo. Con información de El Confidencial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí