La razón por la que la Euro 7 quiere eliminar el Diesel y potenciar los híbridos enchufables y EV

0
16

La normativa Euro 7 impondrá nuevos cambios para el año 2025, la cual tiene como objetivo disminuir las emisiones carbono.

En estos años los fabricantes automotrices han tenido que adecuar varias acciones para adaptarse a las exigencias gubernamentales. Esta vez, las marcas tendrán que asumir nuevos cambios con la normativa Euro 7, la cual surgirá en 2025 pero entrara en vigor en el 2026.

El objetivo de esta normativa es rebajar los límites de emisiones promedio de CO2, añadiendo mayores procedimientos de prueba a los vehículos. Esta pudiera ser la última norma Euro de la historia, en el caso de que se establezca definitivamente un cese de la combustión para la próxima década.

Pero la característica de esta norma es que además de obligar a invertir mucho dinero en tecnologías para los motores, también cambiará los procedimientos de pruebas. La idea es que con esto se pueda cumplir con los exigentes límites que están indicados en la norma, que esto suponga una traba más para los fabricantes.

Por lo que la mayoría de las marcas estarán apostando con más fuerza por la electrificación al más alto nivel, y así priorizar los híbridos enchufables y los autos eléctricos. De esta manera, se pudiera estar en frente del inicio del fin de la combustión, la cual esta cerca y con muchos gobiernos buscando establecer el 2035 como año topa para eliminarlo finalmente.

Ahora bien, en cuanto a las pruebas de homologaciones de los coches nuevos, aparte de tener que contar con equipamientos opcionales para la prueba RDE en la que se conduce por carreteras mientras se mide los niveles de emisiones, la UE quizás vaya a considerar también los valores de los portabicicletas, los cofres de carga en el techo y los remolques, incluso puede llegar a ampliar la horquilla de las temperaturas de -10º a 40º C.

VER MÁS – Presentan prototipo de batería de moto eléctrica que se carga en 90 segundos

Esto sin duda será un inconveniente, pues lo fabricantes van a tener que asegurarse de que las emisiones se mantengan en ese rango, sobre todo en motores diésel. Con esto se estará frente a una tecnología que pudiera tener mucho potencial en el futuro, pero que requiere de grandes cantidades de dinero para cumplir con los exigentes límites.

Así se pudiera analizar que, en autos pequeños, la versión diésel desaparece muy pronto, ya que sería muy complejo rentabilizar un vehículo que cueste tanto producirlo. Incluso se puede hacer un cálculo aproximado y determinar que conseguir el desarrollo de la tecnología de tratamiento de los gases de los diésel Euro 7 cuesta mucho más que la batería de un eléctrico.

De allí que la tendencia de fabricación por modelos así sigua en aumento, a la vez que la mayoría de las principales marcas han cancelado varios de sus modelos con motor diésel por anticipado y han establecido entre sus metas para los próximos años la transición completa a la electrificación de sus vehículos.

Redacción: GossipVehículo

Fuente: motor.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here